•  |
  •  |
  • END

CARAZO
El compromiso de luchar cívicamente contra la corrupción y los excesos del gobierno, al que denominaron como “una dictadura institucional”, fue el centro de la marcha que involucró a dos ciudades de Carazo que se solidarizaron con el poeta Ernesto Cardenal, quien actualmente es víctima de un proceso judicial que, según los especialistas, “está viciado”.

Bajo la convocatoria de la Red Territorial de Carazo, la Coordinadora Civil y la Unión de Ciudadanos por la Democracia, se presentó Edmundo Jarquín, representante del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, quien señaló que por el cierre de los espacios políticos democráticos en el gobierno de Daniel Ortega, más personas están recurriendo a acciones de desobediencia civil, tal como lo hace Ernesto Cardenal.

Respaldo a Ernesto Cardenal
“Él ha dicho que no va a acatar el fallo ilegal de un juez orteguista y prefiere ir a la cárcel. Considero que nos está enseñando el camino de lo que debe ser la lucha contra esta dictadura institucional, porque los espacios legales están siendo trastocados para adecuarse a las revanchas políticas”, dijo Jarquín, recordando que la acción penal contra el poeta surgió intempestivamente luego de que éste criticó al gobierno de Ortega.

Por otro lado, Dora María Téllez aseguró que las acciones contra Cardenal son continuidad de la política de Ortega contra artistas, comunicadores, periodistas y todas las voces independientes que se levantan por Nicaragua, denunciando nacional e internacionalmente los desmanes creados por el “danielismo”.

“El gobierno de Ortega junto a Arnoldo Alemán, líder del Partido Liberal Constitucionalista, quieren liquidar las críticas, pero no van a poder, y más bien la oposición está creciendo, porque el pueblo de Nicaragua quiere vivir en paz y con dignidad”, expresó Téllez.

Marcos Carmona, Director del Consejo Permanente de Derechos Humanos, CPDH, dijo que como parte de la Unidad Ciudadana por la Democracia insta a la población que se sume a estas marchas, iniciativas que la sociedad civil está promoviendo para decirle un “No” rotundo a la violación de los derechos humanos, económicos y políticos de la población.

Benjamín Lugo Herrera, miembro del Comité Ejecutivo del Movimiento por Nicaragua, dijo que actividades de este tipo las iniciaron en Managua, pero poco a poco las llevarán a diferentes departamentos del país, y si bien aún no está decidida la ciudad, la próxima demostración civil será en Occidente.

La marcha inició a las 9 de la mañana con 40 minutos y partió de la parte frontal de la basílica de la ciudad de Diriamba, para culminar en el parque central de Jinotepe. Así, con mantas, banderas, marimbas y bailes folklóricos, la población de aquellas ciudades se volcó a las calles en protesta por la carestía de la vida, por las políticas del gobierno actual y contra el pacto.

CPC de largo
Mientras tanto, Jairo Bendaña, parte del equipo de la estructura del Frente Sandinista y de los CPC en Carazo, minimizó la marcha y expresó, en un medio de su localidad, que estas pequeñas concentraciones sólo incitan a fomentar el odio y la violencia.

Resguardada por 120 agentes de la Policía Nacional y antimotines, los marchistas estuvieron bajo las miradas de miembros de base y de la dirigencia rojinegra, algunos de ellos vestían camisetas y gorras con sus recientes slogans: “Arriba los pobres del mundo” y “El amor es más fuerte que el odio”.

Caso Cardenal a la CIDH
El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) denunciará el martes ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) las intenciones de la justicia nicaragüense de restringir la libertad del poeta y sacerdote Ernesto Cardenal, a causa de una cuestionada condena por injurias, según AFP.

El caso será elevado “porque al padre Cardenal --de forma ilegal y arbitraria-- se le quiere restringir su derecho a movilizarse”, anunció a la prensa la presidenta del Cenidh, Vilma Núñez.