• Siuna, RAAN, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El mayor general Óscar Balladares Cardoza, jefe del Estado Mayor del Ejército de Nicaragua, tras concluir el traspaso de mando del Batallón Ecológico en Siuna, Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, negó categóricamente que la muerte del excontra Santos Guadalupe Joyas Borge, alias “Pablo Negro”, haya sido una conspiración de la institución castrense.

Balladares aclaró que en todo el territorio nacional no existen fuerzas irregulares --denominadas supuestamente Fuerzas Democráticas Comandante 380 o Comando de Justicia Nacional--, con intenciones de derrocar el gobierno del presidente Daniel Ortega.

“Queremos partir diciendo que en Nicaragua no hay fuerzas irregulares, lo que hay son grupos delincuenciales”, aseveró el jefe militar.

Pablo Negro tenía varias causas pendientes

Referente al asesinato del presunto opositor Guadalupe Joyas, alias “Pablo Negro”, el jefe militar recordó que el cuerpo del excontra fue encontrado en territorio hondureño, y que las investigaciones las han realizado las autoridades del vecino país, por lo que se debe investigar bien los resultados obtenidos en las investigaciones hondureñas.

De la misma manera, Balladares dijo que “Pablo Negro” tenía un amplio historial delictivo, y que estaba circulado por la Policía Nacional. Tenía varias causas pendientes en el país, y fue eso lo que provocó que terminara así, ya que tenía muchas enemistades por sus actividades ilícitas.

Finalmente, en el caso del Triángulo Minero, el mayor general Balladares aseguró que las bandas delincuenciales están debilitadas, y los que existen son dos o tres “elementos” que se pueden juntar para cometer actos delincuenciales, pero que no están organizados ni estén en operatividad permanente.