•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Calificado como un “megaministerio” por la oposición y defendido por el oficialismo como la panacea para resolver los problemas económicos del núcleo familiar, los diputados ante la Asamblea Nacional aprobaron ayer la reforma a la Ley de Organización, Competencia y Procedimientos del Poder Ejecutivo, Ley 290, mediante la cual crearon el Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa, el cual tendrá 15 funciones o atribuciones.

Los diputados de la opositora Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, votaron en contra de la reforma, alegando que esta nueva instancia se trata de “un megaministerio” y un nuevo “mecanismo de control de la familia” por parte del Ejecutivo, según palabras de los legisladores María Eugenia Sequeira y Carlos Langrand Hernández.

Según el espíritu de la ley, este ministerio absorberá los programas insignia del gobierno como “Hambre Cero” y “Usura Cero”, entre otros; está dirigido a fomentar la micro y pequeña producción y empresa, sobre todo en el área rural, aunque también abarcará el área urbana.

Lo ven como modelo

El principal objetivo de la reforma es “crear un nuevo ministerio que integre a la economía familiar, comunitaria y cooperativa en Nicaragua, como nuevo modelo de atención integral a la micro, pequeña producción rural y urbana, reconociendo las diferentes capacidades y limitaciones de las familias nicaragüenses en sus diferentes formas de participar en la economía nacional: agricultura, la pequeña y mediana agroindustria, etcétera, a través de cooperativas, de núcleos de ahorro y crédito y de asociaciones informales que, en conjunto, forman parte de la economía familiar, comunitaria y cooperativa”.

“Formular, coordinar y ejecutar políticas, planes, programas y proyectos para el fortalecimiento de la economía familiar, comunitaria, cooperativa y asociativa, atendiendo a las necesidades específicas de los diversos sectores productivos y otros actores a nivel territorial y comunitario, en la búsqueda de mejorar los niveles de producción, rendimientos agropecuarios, productividad, ingresos y el nivel de vida de las familias y las comunidades, contribuyendo a la defensa de la seguridad y soberanía alimentaria y la protección contra los impactos del cambio climático”, es solo una de las 15 atribuciones que tendrá este nuevo ente.

Otras atribuciones

Otras atribuciones que tendrá este ministerio son “perfeccionar e implementar las políticas, planes y programas de financiamiento y facilitación de insumos de manera eficiente y sostenible para las actividades productivas de las unidades familiares”; así como “diseñar y ejecutar políticas, planes y programas que contribuyan a la diversificación de la producción de las pequeñas y medianas unidades familiares”.