•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En un recuento de los últimos siete actos en conmemoración del Repliegue Táctico, el presidente Daniel Ortega ha ido modificando sus discursos conforme los acontecimientos del momento; desde ataques a la oposición, empresas transnacionales, y acusar al Ejército hondureño de golpistas, hasta mostrar un plan de gobierno y hacer campañas electorales anticipadas, han marcado los discursos de Ortega de 2005 al 2011.

En 2005 Ortega, entonces secretario general del Frente Sandinista y en la oposición, exigió al presidente Enrique Bolaños renunciar a su cargo para adelantar las elecciones presidenciales y convocar a una Asamblea Nacional Constituyente. “Renuncie a su período y adelantemos las elecciones, Presidente”, fue la frase que resonó en aquel año.

Un año después, en vísperas de las elecciones presidenciales del seis de noviembre de 2006, Ortega se ausentó de El Repliegue porque se encontraba en Europa “realizando asuntos muy importantes”, aseguró Rosario Murillo quien, junto con Tomás Borge tomaron la palabra. Borge expresó que en el gobierno del FSLN pondría a trabajar a los diputados de la Asamblea Nacional los siete días de la semana, para terminar con la imagen de vagos que tienen ante la población, si ganaban las elecciones.

Ya como Presidente, en 2007 Ortega preguntó a las masas: “De corazón, ¿qué piensan de Unión Fenosa?”. A lo que los marchistas respondieron: “¡Que se vaya! ¡Qué se vaya!”. “Este es el sentimiento del pueblo nicaragüense”, declaró Ortega, quien amenazó a la empresa española al mencionar que tenía un plan contingente para que dejara el país sin que esta transnacional demandara a Nicaragua. El plan nunca se conoció y Fenosa se quedó.

En 2008, Ortega arremetió en contra de diputados de la oposición e informó que no entregaría a las tres jóvenes asiladas en Nicaragua, que estaban en un campamento de las FARC cuando fue atacado en marzo de ese año.

En 2009, el presidente Daniel Ortega acusó al Ejército de Honduras de organizar grupos paramilitares para que, en supuesto apoyo al presidente depuesto Manuel Zelaya, provocaran un “baño de sangre”, durante un inusual breve discurso en el acto de celebración del 30 aniversario del Repliegue Táctico a Masaya.

Más que conmemorar el 31 aniversario del Repliegue, el acto del 2010 se convirtió en la plataforma de presentación de un plan de gobierno. El presidente Ortega aseguró que, por ordenanza suya, el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, dio respuesta a un centenar de ancianos que protestaban por una pensión reducida.

Para el 32 aniversario del Repliegue, en 2011, Ortega exigió a Estados Unidos pagar una indemnización sin establecer una cifra determinada, pero que en su momento, el gobierno de Nicaragua cuantificó los daños en 17 mil millones de dólares, producto de la guerra de los años 80.

 

*Estudiante de Comunicación UCA