•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El próximo siete de octubre más de 18.9 millones de venezolanos habilitados para votar, acudirán a las urnas para elegir entre continuar con el actual mandatario Hugo Rafael Chávez Frías, o cambiar y votar por Henrique Capriles Radonski.

De momento, la última encuesta de junio muestra un “empate técnico” entre ambos contendientes a solo tres meses de los comicios.

Según datos del Consejo Nacional Electoral, CNE, de Venezuela, ese día funcionarán 39,322 mesas electorales, en 13,810 centros de votación y 127 centros se encuentran en embajadas de diferentes países para permitir el voto de 100,495 venezolanos en el exterior.

Caracas, la capital, y los Estados de Zulia, Miranda y Carabobo concentran la mayor población electoral con 1.6, 2.3, 1.9 y 1.5 millones de votantes, respectivamente, por lo que es de suponer que en estos cuatro puntos geográficos se concentrará la lucha proselitista por la silla presidencial en el Palacio de Miraflores.

Otros estados con una concentración electoral superior al millón de votantes son Anzoátegui (1.0 millones), Lara (1.1 millones) y Aragua (1,1 millones); aunque también existen otros estados con un importante peso electoral como Bolívar, con más de 940,000 electores, y Táchira con casi 800,000 votantes.

Pero en medio de estas cifras oficiales reflejadas en el sitio Web del CNE, según la encuesta de junio realizada por la firma Consultores 21, la población en edad de votar está dividida en torno al candidato de su preferencia. Conforme los datos, Hugo Chávez muestra una leve ventaja sobre Henrique Capriles en la intención de votos, pues el primero recibe el 47.9%, mientras su oponente alcanza un 44.5%.

En torno a simpatías por uno u otro candidato, prácticamente Chávez y Capriles están en un “empate técnico”. Conforme con “el nivel de agrado” de las personalidades, según la encuesta de Consultores 21, Chávez recibe el beneplácito del 51.4% de los consultados, mientras que Capriles, el 49.4.

En este aspecto, la firma encuestadora aclara que “simpatía” no es sinónimo de “intención de votos”, y por ello, ambas mediciones son distintas en sus resultados.

Otros datos de la encuesta muestran la opinión de la población acerca de la enfermedad del mandatario venezolano, los eventuales escenarios electorales ante una posible ausencia del Presidente como candidato del oficialismo y el temor de aquellos que reciben algún beneficio gubernamental ante el riesgo de que esos programas sean suspendidos si gana el aspirante presidencial de la oposición.