Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El Movimiento Renovador Sandinista (MRS) insistió ayer en que el presidente Daniel Ortega y Arnoldo Alemán “preparan un gran fraude” que incluye la no acreditación de observadores internacionales en las próximas elecciones, entre ellos la Organización de Estados Americanos (OEA).

El diputado por el MRS, Víctor Hugo Tinoco, considera que en “ese gran fraude” el principal instrumento es el Consejo Supremo Electoral (CSE), que hasta ahora no ha respondido la petición de acreditación de organismos de observación electoral como Ética y Transparencia (E y T).

La OEA tampoco participará como observador, pues las relaciones con esta instancia regional se han tornado un poco hostiles, sobre todo después de que el presidente Daniel Ortega amenazó con sacar a Nicaragua de dicho organismo si el presidente de esa instancia, José Miguel Insulza, leía en la pasada Asamblea General una denuncia que abordaba acusaciones contra el proceso electoral nicaragüense.


Alemán “se hace el sueco”

Finalmente, Insulza no lo hizo. El Partido Liberal Constitucionalista (PLC), por su parte, no quiso comentar el aparente retroceso del secretario de la OEA. Arnoldo Alemán prefirió que le preguntáramos al representante de la OEA en Nicaragua, pese a que en días anteriores su vocero, Leonel Téller, manifestó estar a favor de que la OEA opine sobre este caso.

Cabe resaltar que días antes de que se realizara la Asamblea General de la ONU, el magistrado presidente del CSE, Roberto Rivas, calificó a Insulza de “injerencista, atrevido y sin moral para observar las elecciones municipales”. “En los tiempos de Somoza la OEA demandó su renuncia”, recordó Tinoco.

El PLC ya había pedido a la OEA que participara como observador electoral y que hicieran una auditoría al padrón electoral. Alemán lo volvió a mencionar y en esta ocasión apeló a los recursos de ese organismo supranacional, pues según él, el Consejo Supremo Electoral no cuenta con suficientes presupuesto.