•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El embajador de la República Árabe Saharaui Democrática, Sueliman Tieb Ahmed Salem, expresó el entusiasmo de su país por invertir en el proyecto del Canal Interoceánico y apoyar el proceso de estudio de pre-factibilidad.

El diplomático realizó ayer una visita de cortesía al presidente de la Asamblea Nacional, René Núñez, donde también trasmitió los deseos de fortalecer las relaciones con Nicaragua “en todos los aspectos”.

“El pueblo de Nicaragua es muy querido por los pueblos africanos”, manifestó el embajador árabe al salir de la oficina del presidente de la Asamblea Nacional.

La Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó la semana pasada la construcción de un Canal Interoceánico en su territorio, como alternativa al Canal de Panamá, para permitir el paso de mayores buques que existen actualmente.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, ha asegurado que China, Rusia, Brasil y Venezuela ya anunciaron su intención de participar en el proyecto.

En Canal Interoceánico

La Ley del Canal Interoceánico reconoce que se deberá acceder a capitales privados para financiar hasta el 49% de la obra. El Estado será dueño del 51% de las acciones que se emitirán y ofrecerá el resto a países, organismos internacionales o personas jurídicas.

Se ha valorado que necesitarán 30 mil millones de dólares para concretar la obra que deberá estar terminada antes de los 10 años siguientes a su iniciación.

Según referencias encontradas en Wikipedia, la economía del Sahara Occidental es incipiente, la mayor parte de sus habitantes subsisten de la pesca y de los vegetales marinos, también de las frutas de las palmeras y en parte de la ganadería.

Existen riquezas minerales como metales diversos y petróleo que se encuentra en grandes bolsas descubiertas y explotadas en su totalidad por empresas extranjeras en el área ocupada ilegalmente por Marruecos, pero la mayor riqueza son las abundantes minas de fosfato con las que cuenta el territorio.