•  |
  •  |
  • END

Tras la denuncia de productores del norte y las quejas del diputado del PLC Francisco Sacasa, por la toma de tierras, el Partido Liberal Constitucionalista se reunirá con la Unión Nacional de Productores de Nicaragua, Upanic.

Pero Upanic asegura que no ha sido invitado por el PLC, aunque como representantes del sector agropecuario dijeron estar a favor de reunirse con cualquier fuerza política.

En ese sentido ya tienen en curso 26 casos de toma de tierras en contra de productores afiliados a Upanic, y que continúan documentando nuevos casos.

José Román Rivas, relacionista público de Upanic, aseguró que les interesaría hablar con le PLC sobre la Ley de Aguas, la Ley de Costas y el Banco de Fomento.


Problema de Sacasa
La principal demanda en el PLC la hace el diputado Sacasa, que tiene severos problemas con propiedades que suman miles de hectáreas en los municipios de Bluefields y El Rama, en la Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS.

El PLC desde junio pasado había respaldado al diputado Sacasa, quien nuevamente, durante la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido rojo, agradeció el respaldo del PLC y pidió se tomara muy en cuenta su situación para tomar medidas.

“Son invasiones a la propiedad a pesar de que hay resoluciones judiciales que me favorecen, y tanto el Procurador como el Intendente de la Propiedad están violando mis derechos, dijeron que ya no valía un recurso de amparo que se me había dado”, afirmó Sacasa.


Le dejan sólo 200 manzanas
Según el diputado liberal ya habían llegado a un acuerdo cuando se llevaron a cabo los juicios, pues había resuelto que 500 manzanas quedarían en manos de los campesinos y las demás le quedarían a él. Pero asegura que de sus seis fincas sólo le quedaron 200 manzanas en una de las que tenía en el municipio de Bluefields, de 2,500 y 1,800 manzanas cada una. En tanto las de El Rama, que suman 400 manzanas, están, según Sacasa, tomada por precaristas.

“En Bluefields sólo me dejaron 200 manzanas y las de El Rama todas las tienen tomadas y lo peor es que están armados con AK, y las autoridades están a su favor”, afirmó Sacasa.

Pero el problema de propiedad de Sacasa es todavía más complicado, porque en junio del año pasado, quienes ocupan las tierras que supuestamente son de él, denunciaron que les había mandado a quemar y los había expropiado con hombres pagados que se hacían pasar por policías, además de la parcialidad con que el juez de la RAAS actuaba a favor de Sacasa.