•  |
  •  |
  • END

Los representantes de la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense, Amcham, y del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, solicitaron a los diputados ante la Asamblea Nacional aprobar lo antes posible la denominada “Ley de Defensa a la Libertad de Expresión”, mediante la cual se pretende prorrogar por 10 años las licencias de operación a los canales de televisión y radioemisoras del país.

Las dos organizaciones “consideran oportuna la ocasión para hacer un llamado a las fuerzas políticas representadas en la Asamblea Nacional a hacer suya la propuesta (de ley) como una oportunidad de fortalecer el clima de negocios necesario para atraer inversiones y generar más empleos”.

Navarro por nueva ley
Mientras tanto, el primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro, abogó por una extensión de la vigencia de los permisos de operación, pero por un período no mayor de un año y no menor a seis meses.

Según Navarro, ese tiempo es suficiente para que en la Asamblea Nacional “se trabaje en una iniciativa de largo alcance”, es decir, estructurar una nueva ley en lugar de “parchar” con una reforma la que ya existe que es la Ley General de Telecomunicaciones y Servicios Postales o Ley 200.

Navarro considera “inoportuno” hacer una reforma parcial o total a la ley en un año electoral. “No se puede contaminar electoralmente una ley de esta naturaleza”, expresó.

A juicio del legislador liberal, es mejor redactar una nueva iniciativa de ley que se discuta y consulte con todos los sectores el próximo año, “libre de cualquier contaminación política o electoral”.


Dos iniciativas
Navarro aclaró que existen dos iniciativas de ley parecidas, pero no iguales que estaban en la Comisión de Educación, Cultura y Deportes, que son la Ley de Defensa de la Libertad de Expresión --referida a la prórroga de las licencias--; y la Ley de Exoneración de Impuestos a los Medios de Comunicación.

Según Navarro, ambas iniciativas fueron regresadas a la Primera Secretaría, pues conforme con la Ley Orgánica del Poder Legislativo, ninguna debía ser dictaminada por la comisión en cuestión.