Heberto Jarquín
  •  |
  •  |
  • END

Bluefields / RAAS

El espaldarazo dado por el Partido Liberal Constitucionalista a su diputado por la Región Autónoma del Atlántico Sur, Francisco Sacasa Urcuyo, en la disputa que sostiene con decenas de familias campesinas por parcelas ubicadas en los municipios de Bluefields y El Rama, provocó airadas reacciones entre detractores y supuestas víctimas del parlamentario.

Al ser consultado sobre esta controversia el presidente del Partido de la Resistencia Nicaragüense en la RAAS, José Hurtado, respondió: “Sacasa puñaleó a los campesinos que lucharon con las armas en las manos en las filas de la Resistencia para que hubiera democracia en Nicaragua y votaron para que él (Sacasa) fuera diputado”.

Hurtado vaticinó que en las próximas elecciones municipales el PLC será castigado por la base social en las zonas rurales por el apoyo que le da ese partido al diputado Sacasa. “Los campesinos están abriendo los ojos y es probable que en Nueva Guinea, El Rama y Bluefields voten por los candidatos a alcaldes, vicealcaldes y concejales del PRN, porque nosotros (PRN) sí los estamos apoyando y no dejaremos que el diputado-terrateniente les quite sus fincas”, expresó Hurtado en tono desafiante.


Reacciona dirigente indígena
En tanto el dirigente indígena Ramón Ernesto Ramírez reiteró que las tierras que reclaman el diputado Sacasa y su esposa salvadoreña Margarita Merino forman parte del patrimonio territorial histórico del pueblo Rama.

“Son unas 5 mil manzanas de tierra de los indígenas Rama las que quiere robarse el diputado Sacasa y para eso anda diciendo que se las dio Somoza cuando él apenas tenía 13 años, pero ese argumento no tiene validez porque el dictador no podía dar lo que no le pertenecía”, apostilló Ramírez.

“No nos dejaremos vencer”

“Chico (Francisco) Sacasa les dobló el brazo a los Robles y los Mendoza haciendo que aceptaran una mediación en la que reconocían los derechos de él sobre esas tierras, porque primero los metió presos y después les dijo que les regalaría unas parcelas para que cultivaran, pero ahora los quiere desalojar de sus ranchos”, se quejó Pastora Rodríguez, una anciana que se declara despojada de sus tierras por Sacasa.

La señora Rodríguez afirma que Sacasa y su esposa Merino le quieren robar más de 500 hectáreas de tierra heredadas por tres generaciones y defendida por su marido e hijos con las armas en las filas de la resistencia.

“Yo no me dejaré vencer por Sacasa y hay más de 80 familias que están dispuestas a pagar con su vida el derecho a una parcela”, advirtió la anciana
quien se confiesa decepcionada del PLC y del diputado Francisco Sacasa.