•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Gobierno de Estados Unidos otorgó a Nicaragua el waiver de la propiedad, una dispensa de un año para que el país tenga acceso a los préstamos de los organismos financieros multilaterales como el Banco Mundial, BM, el Fondo Monetario Internacional, FMI, y el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, sin embargo, advirtió del “deterioro del Estado de Derecho en Nicaragua, lo cual continúa siendo un significativo obstáculo para la inversión que contribuye al desarrollo del país”.

Por Ley, Estados Unidos veta cualquier préstamo a aquellos países cuyos gobiernos han confiscado propiedades a ciudadanos norteamericanos, pero otorga una dispensa anual a las naciones que se encuentran en proceso de solución de esos conflictos, ya sea a través de la devolución de la propiedad o de la indemnización por el bien confiscado.

Según una nota de prensa emitida ayer por la Embajada de Estados Unidos en Managua, “la dispensa, efectiva por un año hasta el 29 de julio de 2013, se fundamentó en el interés nacional de los Estados Unidos y en los esfuerzos realizados por el Gobierno de Nicaragua para dar solución a los reclamos de propiedad de los ciudadanos estadounidenses”.

Casos resueltos

“El Gobierno de los Estados Unidos solo puede contar como casos ‘resueltos’ aquellos en los que el bien reclamado haya sido recuperado o en los que se haya firmado un finiquito, luego de haber sido indemnizado el reclamante. En total, de julio de 2011 a julio de 2012, fueron resueltos 65 casos pertenecientes a 31 ciudadanos estadounidenses”, se lee en la nota oficial de la Embajada norteamericana.

No obstante, añade la comunicación diplomática, “a pesar de los avances registrados, aún existen 337 reclamos de propiedad de ciudadanos estadounidenses pendientes de resolución”.

Deterioro de la institucionalidad

Por otra parte, en la nota de prensa, el gobierno estadounidense advierte que “la concesión de una nueva dispensa o waiver estará sujeta a la exitosa resolución de un número satisfactorio de reclamos, incluyendo la devolución o indemnización de las propiedades que están bajo el control de entidades del Gobierno de Nicaragua. Asimismo, se tomará en consideración la solución de casos pendientes ante los tribunales de justicia”.

Además, “el Gobierno de los Estados Unidos ha expresado al Gobierno de Nicaragua su inquietud sobre las transgresiones a los derechos de propiedad privada de los ciudadanos estadounidenses, cuyo número va en aumento”.

“Resulta preocupante el incremento en los nuevos casos de invasiones de tierras u otras formas de usurpación de propiedad y ponen de manifiesto la condición de deterioro del Estado de Derecho”.