•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, acusó ayer a las “potencias” mundiales de supuestamente impulsar un “plan para destruir Siria”, lo que, a su criterio, dará paso al inicio de una guerra en Irán.

Existe “un plan dirigido a buscar cómo destruir esa nación, y hablamos de destruir esa nación porque sencillamente allí lo que tendríamos es un escenario donde Siria se partiría en diferentes grupos”, afirmó Ortega en Managua, en un acto privado la noche del viernes, según declaraciones que reprodujeron ayer los medios oficiales locales.

En el acto, Ortega no mencionó a ningún país en específico como parte de esas “potencias”, aunque ese término lo ha empleado en anteriores ocasiones para referirse a Estados Unidos y Europa.

Nicaragua, junto a Cuba, Bolivia y Venezuela votaron el viernes contra una Resolución de condena al régimen sirio en la Asamblea General de la ONU (Organización de Naciones Unidas) al considerar el texto “desequilibrado” y como una injerencia en los asuntos internos de Siria.

Para Ortega, esa Resolución “alienta una política de confrontación” y Nicaragua se opuso, porque su apuesta es “por la paz en Siria”.

Para Ortega, tras la “desestabilización” en Siria podría comenzar una guerra en Irán.