• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |

La solicitud de cédulas de identidad por parte de ciudadanos nicaragüense en los Concejos Electorales Municipales, CEM, del país sigue siendo uno de los principales problemas previo al 4 de noviembre, según investigaciones realizadas ayer por los corresponsales de END en los departamentos de Nueva Segovia, Jinotega y la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, pese al escepticismo expresado por el presidente Daniel Ortega, quien hace unas semanas, mientras se verificaba, adjudicó esta demanda a “acciones contra su gobierno”

En Siuna, municipio de la RAAN, hay más de 9,000 solicitudes de cédulas, según dirigentes del Partido Liberal Independiente, PLI, y según este partido, la mayoría de los demandantes son jóvenes, agregan los opositores.

En este mismo municipio, los líderes del PLI acusan al partido de gobierno de facilitar la cedulación a sus partidarios, en tanto a los ciudadanos no identificados con el partido de gobierno se les retarda la gestión para obtener el documento de identidad.

Mientras en el municipio de Rosita, según informó María Reyes, Presidenta del CEM, el proceso avanza con toda normalidad, y asisten entre ocho y nueve personas diario a solicitar su cédula de identidad.

Igual actitud están tomando los ciudadanos en Mulukukú, donde asisten al CEM a hacer los trámites correspondientes para obtener la cédula. En este lugar, hasta el momento hay 250 solicitudes, informan las autoridades electorales.

En Jinotega se quejan en el CEN

Reynaldo Chavarría, Presidente del Consejo Electoral Departamental, CED, de Jinotega, y representante de la Alianza PLI, dijo en tanto que la población en los ocho municipios que comprende el departamento se han manifestado de forma masiva a realizar sus trámites para la obtención de las cédulas, sin embargo, asegura que él no tiene acceso a los datos cuantitativos de esta información.

Según Chavarría, hay un boleo de parte de los coordinadores sandinistas del CED y del CEM, quienes son los que están manejando este proceso.

“Por ejemplo, hay un ciudadano del municipio de Wiwilí, a quien se le envió su cédula a su lugar, y al solicitarla allá, lo envían al CED y al venir aquí, le dicen que no la tienen. La gente se ha quejado ante mi persona porque el viaje desde esos municipios hasta la cabecera es largo y costoso”, dijo Chavarría, quien manifestó que desde antes de asumir la presidencia del CED solicitó de forma escrita a la anterior administración, que le brindaran un informe sobre la gestión que esta realizó, “sin embargo, a la fecha no me han entregado nada; igualmente se solicitó esta información en cada municipio y la seguimos esperando”, dijo.

Aparecen cédulas en San Fernando

Mientras en el municipio de San Fernando, Nueva Segovia, escenario de tranques y protestas, en las vísperas de las elecciones nacionales de 2011, llegaron la semana pasada 97 nuevas cédulas, según una lista pegada en la pared del CEM a vista de los ciudadanos.

Tomás Ortez, directivo del PLI, dijo que de esa cantidad (97), 31 documentos de identidad, correspondían a más de los 200 ciudadanos que reclamaron el año pasado en las protestas por su cédula.

“Con eso, los magistrados del Consejo Supremo Electoral quedaron como mentirosos, porque esas 31 personas son de las que ellos, supuestamente, no habían realizado ningún trámite”, recordó.

1,800 solicitudes desde mayo

Jovy Carrillo, encargado de la Oficina Departamental de Cedulación en Nueva Segovia, dijo que la demanda de nuevas cédulas ha sido baja, desde mayo, cuando se reabrieron las oficinas en los 12 municipios.

Indicó que en todo el período se recibieron unas 1,800 solicitudes, y la mayoría de los ciudadanos llegaron el último día.

“Con el período de ampliación (mandado por la Asamblea Nacional), ahí están los CEM abiertos y tienen toda la papelería para atender”, acotó.

Luis Alberto Bustamante, directivo del opositor Partido Liberal Independiente, PLI, en el departamento, coincidió con Carrillo en que la demanda por parte de la ciudadanía es baja.

(Con la colaboración de Leoncio Vanegas, Adriadna Ruiz y Gilberto Artola)