•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Sin capacidad, sin entrenamiento, sin dinero, ¿cómo se puede hacer una lucha contra las drogas? Esa es la realidad que enfrentan los países centroamericanos cuando intentan hacerle frente a la escalada del narcotráfico en la región, según la valoración de Carlos Barrachina, catedrático en Ciencias Políticas de la Universidad de Quintana Roo, México, quien ayer presentó una disertación sobre los “Desafíos para fortalecer la gobernanza democrática de seguridad y defensa en Nicaragua”.

Según Barrachina, en Centroamérica el problema del narcotráfico se ve con la lente de aumento, porque a diferencia de México y de Colombia, la región no posee recursos para implementar estrategias contra el crimen organizado, y la pobreza en estas regiones hace a los pobladores vulnerables ante poderío de la narcoactividad.

Pero, además, Barrachina pronostica que este puede ser solo el inicio de la incidencia del narcotráfico en Centroamérica, porque en México se necesitaron al menos tres años para que la violencia comenzará a brotar, y, sin embargo, “solo se sabe la mitad de lo que en realidad está pasando”.

Malos augurios

“(En México) las tasas de homicidios comenzaron en serio en 2006, pero en serio en serio en 2009 y 2010”, como producto del crimen organizado, aseguró Barrachina, quien fue invitado por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, IEEPP.

Barrachina recordó el testimonio de uno de los gobernadores de un estado de México, quien le dijo que solo se sabe la mitad de lo que ocurre, porque “la violencia está siendo más fuerte incluso de lo que pueda salir en los medios de comunicación… los militares están matando a un montón de gente y vuelve a aparecer más y más gente…”, en alusión a los colaboradores del crimen organizado.

El tema surgió a propósito de que en México se habla de entrenar a los mandos y a los cuerpos policíacos con las fuerzas castrenses, para combatir el narcotráfico. El pasado mes de abril, el candidato del PRI a la alcaldía de Monterrey, Felipe Enríquez, propuso sustituir a más de 1,800 elementos de la Policía por soldados o marinos.

Hay que actuar con inteligencia

Sin embargo, Barrachina contrasta con la opción de militarizar a los estados como respuesta al narcotráfico, y en ese sentido afirma que “con militares no se va a ganar la guerra, se va a ganar con inteligencia”.

Por otra parte, Barrachina considera que en la región centroamericana no debe ser una opción culpar del consumo de la droga solo a Estados Unidos, y vivir pidiéndole dinero para resolver el problema, cuando todos los países son consumidores.

CA no tiene capacidad de operación

Pero, además, el experto asegura que por más que los centroamericanos “pidan y pidan”, Estados Unidos no les va a dar, porque “no confía” y porque CA no tiene capacidad de operación.

“Los gringos buscan socios, entonces México es un socio que se compró la guerra, también lo hizo Colombia, pero porque tienen capacidad. ¿Qué capacidad tiene CA para eso?”, se preguntó Barrachina.

La recomendación de Barrachina a los presidentes de los países centroamericanos es que tienen que ser muy inteligentes y prudentes ante el tema del narcotráfico, “a pesar de que no suene políticamente correcto”.