•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Este martes será la fecha tope para la entrega de conclusivos a la Corte Centroamericana de Justicia, CCJ, por parte de un representante de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, y otro de la Asamblea Legislativa, ambos de El Salvador y que representan a las partes en conflicto, para luego, en veinte días, presentar la sentencia del foro de justicia centroamericano, que ayer concluyó sus audiencias en Managua.

La crisis institucional que sufre El Salvador entre la Asamblea Legislativa y la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia inició el 5 de junio de este año, luego que la Sala Constitucional anuló las elecciones de magistrados hechas hace seis años, mismos que se suman después, hecho que ha entorpecido la gobernabilidad, con la destitución de los magistrados de la Sala Constitucional en el país gobernado por Mauricio Funes.

Respeto a las leyes

Dentro de la audiencia pública, el representante de la Asamblea Legislativa, Mauricio Alfredo Clarás, recordó a todos los presentes y en especial al magistrado Ovidio Bonilla, quien es el demandante, que “los funcionarios no tienen más facultades que las que les establecen las leyes y la Constitución”, y expresó que eso es la plataforma general que les otorga la Asamblea legislativa, por lo tanto debe ser respetada.

Asimismo, Clarás hizo énfasis en el artículo 131 de la Constitución de El Salvador, en que explicó que la renovación de los magistrados será conforme a una lista que deberá ejercer el Consejo Nacional de la Judicatura, y por esto es la inconformidad y el principio de este problema que se desarrolla en ambas partes. También dijo que es importante la renovación de diputados, ya que se trata del ejercicio de la democracia.

“No reconocen la competencia que hay”

Por su parte, el demandado expresó que su participación en la audiencia se debió principalmente por la competencia que tiene la Corte Centroamericana de Justicia, CCJ, sobre cualquier conflicto que se genera en la frontera centroamericana y añade que es el mismo factor por el que su cargo actual no es reconocido.

“Y es precisamente el reconocimiento de esa competencia que me habilita de estar aquí, por eso es bueno destacar esta competencia. Porque hay sectores en este país que los magistrados electos el 24 de abril del presente año, los califican de usurpadores, precisamente por no reconocer la competencia que hay”, expresó Bonilla.

Igualmente, como un llamado directo a los ciudadanos de El Salvador, recordó a los medios de comunicación de su país, quienes se encontraban presentes en la audiencia, que si “la sentencia es adversa a los intereses al Poder Legislativo, dejaríamos inmediatamente nuestros cargos”.

Urge recurso de conflicto

Con “suma urgencia” el Parlamento salvadoreño solicitó a la Corte Centroamericana de Justicia, CCJ, tramitar el recurso de conflicto entre poderes del Estado, para evitar “un caos” en El Salvador, debido a la duplicidad de jueces en el Supremo.

El Supremo salvadoreño declaró inconstitucional la elección de 20 magistrados judiciales en el Parlamento, bajo el argumento de que una misma legislatura no puede elegir jueces en dos ocasiones. Sin embargo, el Parlamento se opone a esa sentencia.

La CCJ tiene dos magistrados de El Salvador, Honduras y Nicaragua, respectivamente, mientras que Guatemala está en proceso de nombrar a sus dos representantes. Costa Rica y Panamá no forman parte de la Corte Centroamericana de Justicia.

*Estudiante de Comunicación Social, UCA.