•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Consulado de Nicaragua en Houston inició este ayer el registro y emisión del carné consular, en el Consulado de Nicaragua en Houston, que coincide con la aplicación de la Ley de “Acción Diferida”, con la cual se beneficiarán cientos de jóvenes nicaragüenses que permanecen en ese país de forma irregular.

De acuerdo con una nota de la Cancillería, la iniciativa se realiza como parte de la “protección y asistencia a la población nicaragüense que reside en el exterior”.

“En ese sentido, el carné consular se convierte en una de las identificaciones que se deberán presentar al momento de aplicar a esta ley de carácter federal”, indicó la Cancillería, a través de una nota de prensa.

Este es el inicio de un proceso, debido a que el Gobierno nicaragüense debe considerar que cada ciudad de Estados Unidos tiene características diferentes, y se requiere trabajar en conjunto con el Gobierno estadounidense.

Lo que establece la ley

De acuerdo con una nota de prensa del Departamento de Seguridad Interior (DHS, por sus siglas en inglés), la Secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, anunció que “ciertos jóvenes que entraron en Estados Unidos siendo niños, jóvenes, que no presentan un riesgo para la seguridad nacional ni para la seguridad pública y que cumplen con varios criterios clave, serán considerados para recibir alivio contra la deportación o contra el inicio del proceso de deportación”.

Añadió que quienes cumplan con los criterios podrán recibir la “acción diferida” durante un período de dos años, sujeto a renovación, y serán elegibles para solicitar la autorización de empleo.

“Las leyes de inmigración de nuestro país deben hacerse cumplir de una manera firme y sensata”, comentó la secretaria Napolitano. “Pero no están diseñadas para hacerse cumplir ciegamente sin tener en cuenta las circunstancias individuales de cada caso. Ni están diseñadas para deportar a jóvenes productivos a países donde puede que no hayan vivido nunca o que ni siquiera hablen el idioma. En estos casos, la discreción, la cual se utiliza en tantas otras áreas, está especialmente justificada”.

Los requisitos

Bajo esta directiva, las personas que demuestren que cumplen con los siguientes criterios serán elegibles para el ejercicio de la discreción, específicamente la “acción diferida”, considerando caso por caso:

Llegó a Estados Unidos siendo menor de dieciséis años de edad

Ha residido ininterrumpidamente en Estados Unidos durante al menos cinco años antes de la fecha de este memorándum y está presente en Estados Unidos en la fecha de este memorándum

Está asistiendo actualmente a la escuela, se ha graduado de la enseñanza secundaria, ha obtenido un certificado de desarrollo de educación general, o es un veterano que ha sido dado de alta con honores de los Guardacostas o las Fuerzas Armadas de Estados Unidos

No ha sido condenado por un delito mayor, un delito menor significativo, múltiples delitos menores ni representa una amenaza para la seguridad nacional o la seguridad pública

No es mayor de treinta años de edad.