•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

James Crawford, asesor jurídico internacional de Colombia durante los últimos cinco años, explicó a un medio colombiano los argumentos y la preparación que han tenido en la demanda que Nicaragua interpuso ante la Corte Internacional de Justicia.

Al responder a los argumentos nicaragüenses, el jurista indicó que “la delimitación debería efectuarse, por ende, entre el archipiélago y la costa e islas de Nicaragua, en lugar de entre las costas continentales de las partes como sostiene Nicaragua”.

En cuanto a las “pruebas, documentos y hechos”, en los que la CIJ basará su decisión comentó: “No existe ninguna prueba documental que sustente la pretensión de Nicaragua sobre las islas, cayos e islotes. Toda la prueba documental aportada por Colombia sustenta su posición. En cuanto al límite marítimo, en general esto no es decidido como una cuestión de hecho, sino mediante la aplicación del Derecho Internacional”.

Lo que queda claro

Para el especialista en Derecho Internacional, Róger Guevara Mena, lo que queda claro en la entrevista presentada en el diario colombiano El Tiempo, es que “el Paralelo 82, contrario al argumento colombiano, no hace frontera y no puede volverse sobre ese tema, porque ese tema ya fue resuelto por la CIJ en sentencia anterior”.

Además, aclara que lo que está en conflicto no es la soberanía de las islas San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que ya fueron confirmadas por la CIJ de acuerdo al Tratado Bárcenas Meneses Esguerra y que este Tratado es completamente válido, pese a las nulidades iniciales durante la firma del Tratado.

Asimismo, aclaró que el jurista que asesora a Colombia aclara que “lo que la CIJ debe resolver es lo que de acuerdo al Derecho del Mar le corresponde a Nicaragua como plataforma continental, zona económica exclusiva y otros aspectos jurídicos, que conformarán los límites marítimos con el resto de países vecinos” y “sobre este tema se deberán considerar el espacio marítimo básico que corresponde al contorno de las islas colombianas situadas en la plataforma territorial nicaragüense y dentro de la jurisdicción territorial de Nicaragua”.

Fallo inapelable

En la entrevista Crawford detalla que ha asesorado por cinco años a Colombia y recuerda que la decisión de la Corte será “inapelable”.

“Si bien es cierto la decisión de la CIJ es en principio inapelable, aun cuando su propio Estatuto establece los criterios de revisión de una sentencia de la CIJ, esta debe corresponder a criterios exclusivamente jurídicos de acuerdo a la norma internacional vigente y doctrina debidamente sustentada que produzca la seguridad jurídica suficiente, para el adecuado comportamiento pacífico de las partes en conflicto”, explicó Guevara.

La preparación

Manifestó que Colombia ha venido preparándose para aportar todas las pruebas disponibles para demostrar la “soberanía colombiana, y todos los argumentos a su disposición para maximizar sus áreas marítimas”.

No habló sobre las posibilidades del fallo, pero remarcó que “hay un dicho que dice que cuando se está ante la Corte y en alta mar, se está en las manos de Dios”.

“Lo que puedo decir es que muy probablemente Colombia tendrá éxito en validar su soberanía sobre todas las formaciones insulares del archipiélago y que el límite marítimo no será el Meridiano 82°, pero que las islas del archipiélago tienen derecho a espacios marítimos de conformidad con el Derecho Internacional y que el área en que los derechos de las partes se superponen es aquella ubicada entre el archipiélago de San Andrés y la costa de Nicaragua”, explicó Crawford.