•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La renuncia de Nelson Artola al puesto de presidente ejecutivo del Fondo de Inversión Social de Emergencia, FISE, no fue una sorpresa para quienes ven una lucha de poder en el seno de Frente Sandinista.

Mientras el gobierno central no emite declaraciones sobre el tema, quienes protestaron en diferentes ocasiones en las cercanías de la Secretaría del Frente, consideran que se debe a la inconformidad por la imposición de candidatos en diferentes alcaldías.

Artola , con una larga trayectoria en el Frente Sandinista, formó parte de los Comités de Defensa Sandinista, CDS, fue alcalde y Secretario Político del partido en San Ramón, fue alcalde de Matagalpa, diputado departamental, y el encargado de reclutar a alcaldes de otros partidos para apoyar el proyecto del gobierno de Daniel Ortega.

En conferencia de prensa, Artola presentaba a alcaldes liberales que apoyaban los proyectos sandinistas, y entre los que mostraron su apoyo se encontraba René Martínez Somoza, exalcalde de Rivas, y quien fue maestro de ceremonias de Arnoldo Alemán.

En diferentes ocasiones, pobladores de diferentes municipios aseguraban que Artola había “nombrado con orientaciones de Daniel (Ortega) y Rosario (Murillo)” a un candidato en particular, cuando militantes del partido proponían a uno diferente.

Para algunos de los participantes en las protestas, Artola fue “perdiendo poder”, porque aseguran que ciertos “nombramientos” fueron comunicados por “El Chele”, haciendo referencia a William Grigsby, quien podría asumir el puesto de Artola de manera oficial.

Otro de los nombres que se maneja a lo interno del Frente Sandinista para asumir el puesto de Artola en el FISE (o Nuevo FISE como lo ha llamado este gobierno) es el de Sadrach Zeledón, Alcalde de Matagalpa.

Sin embargo, de acuerdo con Juan José Rugama, divulgador del FISE, hasta el momento no les han comunicado quién asumirá el puesto de presidente ejecutivo.

Era "la Mano Pachona"

Hugo Barquero, exalcalde de Boaco, destituido del cargo, comentó que Artola era “la mano pachona del gobierno para poner candidatos en todos los municipios”.

“Pienso que, más que todo, la gente del partido se opuso a ese tipo de actividades de este señor y lo despidieron. Cuando estuve ahí imagino que él fue uno de los que meneó los hilos y se puso de acuerdo con el PLC para sacarnos de acá (alcaldía), porque no quisimos apoyar al señor Daniel Ortega en su candidatura”, relató Barquero.

Indicó que directamente lo que Artola le dijo fue que Ortega quería que lo apoyaran en Boaco para su reelección, y él respondió que no estaba dispuesto a hacer eso.

Consideró que la “renuncia” de Artola no fue algo voluntario. “Pienso que de una manera u otra lo obligaron a renunciar. Se sabe cómo funciona el Frente, es dictatorial y directo. Si quieren hacer algo lo hacen, incluso con su gente”, dijo.

Remarcó la “inconformidad” entre los mismos sandinistas, que se dieron cuenta de que el trabajo que estaba realizando Artola no era el más “correcto ni el más adecuado”.

Al consultarle al diputado sandinista Edwin Castro sobre la renuncia de Artola, respondió: “No tengo la menor idea del Ejecutivo, yo con costo manejo el Legislativo”.

El analista político Cairo Manuel López considera que la renuncia de Artola debe adjudicarse a la “lucha por el poder que existe en el seno del Frente Sandinista”.

“Aunque él (Artola) había manejado con bastante éxito para la pareja presidencial los distintos conflictos que se estaban dando en las alcaldías, y había logrado seducir a alcaldes y a concejales de otros partidos políticos”, indicó López.

Aseguró que esta renuncia habría que inscribirla dentro del contexto “de la lucha por el poder y la sucesión a lo interno del Frente Sandinista”, pero consideró que se debe esperar para saber si fue una renuncia realmente.

“Debe esperarse un poco más de tiempo, declaraciones oficiales, conversaciones que pudieran existir, para no adelantar criterios. A lo mejor lo están proponiendo para ocupar algún otro cargo de mayor relevancia, dada la disciplina que ha mostrado con el partido Frente Sandinista”, dijo el analista.

Intervención es correcta

Luego de la “renuncia” de un funcionario se conoce de “intervenciones” que realiza el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, lo que López consideró parte de la transparencia que debe darse en el seno de la administración pública.

“Es natural y creo que hasta conveniente que cuando una funcionario presente su renuncia, debe finiquitar ante la Contraloría General de la República y el Ministerio de Hacienda el uso de fondos públicos”, explicó el analista.