• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El ministro consejero de la Real Embajada de Noruega, Ole Overaas, confirmó a El Nuevo Diario que la cooperación de su país continúa en Nicaragua, pero con cambios de por medio, ya que seguirán trabajando principalmente a través de alianzas no gubernamentales.

En 2010, Noruega anunció el retiro de su sede diplomática en Managua, e informó al mismo tiempo de una reorientación en su política de cooperación, debido, entre otras cosas, a una decisión política de aumentar su presencia diplomática en naciones emergentes como India, Brasil, Indonesia, China y Rusia.

En ese contexto, Overaas especificó que actualmente el monto de ayuda estimado por año para Nicaragua oscila entre US$16 y US$17 millones, implicando esto una mínima reducción respecto de años atrás, cuando el monto fluctuaba entre US$18 y US$19 millones.

“Hablamos de US$10 millones que salen por medio de la embajada, y de US$6 o US$7 millones que salen por medio de organismos no gubernamentales noruegos”, aclaró.

La experiencia con los ONG

El funcionario enfatizó que el método ha funcionado exitosamente con los organismos con los cuales han tenido vínculos.

“(En Nicaragua) trabajamos con alianzas no gubernamentales y con el sistema de Naciones Unidas. Y trabajaremos algo con el gobierno, pero quizá por medio de Naciones Unidas”, recalcó.

Recordó que eso se debe a razones administrativas. “Como no estamos en el país se nos complica hacer el seguimiento (a los proyectos) porque estamos lejos, no tenemos ese contacto a diario. Yo estoy viniendo bastante frecuente a Nicaragua, las oficiales también, pero no es lo mismo”, dijo.

Energía limpia y recursos naturales

Agregó, además, que actualmente están tratando de concentrarse en pocas áreas temáticas con pocas organizaciones.

“Hablamos de áreas como energía limpia, manejo sostenible de los recursos naturales y derechos humanos”, precisó. En esto último están enfocándose en derechos de la mujer y derechos de la diversidad sexual.

Los ONG con los que trabaja Noruega integran varios movimientos, algunos hasta 15 o 20, lo que permite “diseminar” el impacto de la ayuda, según entidades beneficiadas con ese apoyo como el Centro de Estudios Internacionales, CEI.