• Santo Domingo, Republica Dominicana |
  • |
  • |
  • AFP

El economista Danilo Medina asumió ayer la presidencia de República Dominicana con un llamado a un gran pacto social para combatir la pobreza e impulsar el desarrollo del pequeño país caribeño, en una ceremonia a la que asistieron seis mandatarios regionales y otros dignatarios.

“No vine aquí movido por el ansia de poder sino por el compromiso inquebrantable de servir a mi pueblo”, dijo Medina, de 60 años, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD, liberal), tras tomar el relevo de Leonel Fernández, de la misma formación, en un acto en la Asamblea Nacional.

El nuevo mandatario, que ejercerá el poder durante los próximos cuatro años, aseguró que en la gestión de Fernández son muchas e importantes las reformas desarrolladas. “Y sobre esa base seguiremos construyendo”, prometió en su discurso de una hora y 15 minutos.

Los invitados

En los actos oficiales participaron los gobernantes Juan Manuel Santos, de Colombia; Porfirio Lobo, de Honduras; Michel Martelly, de Haití; Mauricio Funes, de El Salvador; Ricardo Martinelli, de Panamá, y Desiré Delano, de Surinam, quienes fueron llegando a Santo Domingo desde el miércoles.

Al traspaso de mando asistieron además el príncipe de Asturias, Felipe de Borbón; el canciller venezolano, Nicolás Maduro; el gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, y los vicepresidentes de Taiwán, Wu Den-yi; de Cuba, Esteban Lazo Hernández; de Perú, Marisol Espinosa Cruz; de Costa Rica, Alfio Piva Mesén, y la viceprimera ministra de Georgia, Eka Tkeshalashvili.

Durante su discurso, Medina hizo “un llamado a todos los sectores nacionales a un gran pacto social para que en los próximos cuatro años se logre sacar de la pobreza a un millón y medio de dominicanos” en un país de diez millones de habitantes.

Un pacto sobre educación

Ese gran consenso incluye una reforma fiscal, un pacto sobre educación para hacerla más incluyente y de calidad, y otro por la electricidad, para superar las deficiencias acumuladas durante décadas y reflejadas en la inestabilidad del servicio, explicó.

“A partir de 2016 el problema eléctrico quedará resuelto en República Dominicana”, declaró.

El nuevo mandatario necesitará por otro lado que el Congreso apruebe una reforma para recaudar 140,000 millones de pesos, unos 3,500 millones de dólares, según cálculos del ministro de Economía saliente, Temístocles Montás.

Medina anunció, entre otras cosas, la creación del Ministerio de Energía y Minas, el aumento de salarios y la mejora de la formación de los policías para combatir la delincuencia y la inseguridad, una de las principales preocupaciones de la población.

Asimismo, informó de la creación de la Banca Solidaria para ayudar a familias pobres con créditos a bajo interés, en especial a amas de casa.

Él y su gabinete firmarán un código de ética, que tendrá que rubricar también todo servidor público.

El gabinete

Químico y economista, Medina ganó en primera vuelta las elecciones del 20 de mayo con más del 51% de los votos y llega al poder luego de dos períodos consecutivos de gestión de Fernández.

Su vicepresidenta es la que hasta este jueves fue la primera dama, Margarita Cedeño de Fernández.

Luego del acto, Medina se dirigió al Palacio Nacional, donde nombró a su gabinete ministerial, en el que confirmó a varios ministros, entre ellos el de Economía, Temístocles Montás, y el canciller, Carlos Morales Troncoso.

Entre las nuevas caras figuran el nuevo ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo.