•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El panificador Ermis Morales, quien preside el Movimiento por la Dignidad, aseguró haber sido víctima de un intento de atentado el lunes en su casa de habitación del barrio El Riguero, cuando el acompañante de un motociclista disparó contra su casa mientras estaba con amistadas y familiares en la entrada de su hogar.

Para Morales esto no es obra de la delincuencia común, sino acciones dirigidas en su contra por su actividad opositora contra las políticas gubernamentales. La denuncia fue interpuesta en el Distrito Uno de la Policía Nacional y en la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, donde alegó que desde hace meses viene recibiendo amenazas de muerte, y amigos en las filas del partido de gobierno varias veces le han advertido lo que puede pasarle por sus actividades políticas.

“Salimos al porche para ver en facebook unas fotos en la laptop, repentinamente se detuvo una moto roja sin placa. El conductor llevaba casco blanco y tenía la moto encendida, mientras el pasajero --un joven de unos 25 años-- se bajó y trató de agarrar la computadora. Cuando me puse frente a él este sacó una pistola e hizo dos detonaciones que pasaron entre nosotros, sin embargo, dichosamente no hirieron a nadie. Entonces se dieron a la fuga”, dijo Morales.

CPDH condena

El denunciante alega que estos no eran delincuentes comunes, pues andaban en una moto nueva, ambos tenían buen aspecto y portaban una pistola automática, además, para él es evidente que el intento de robo fue solo una excusa, y teme que la intención real haya sido herirlo o matarlo.

Marcos Carmona, Director de CPDH, condenó el hecho, y dijo que informarán a la Comisión Interamericana de Derechos y Amnistía Internacional, pues acciones de este tipo son el método de la intolerancia de partidarios del gobierno, tal como ocurrió recientemente con el ataque y secuestro contra la joven embarazada Lisseth Sequeira, a quien a golpes hicieron abortar, y contra Denis José Tórrez, ambos protestantes frente al Consejo Supremo Electoral.

Al ser consultado el teniente Moisés Larios, jefe de la Secretaría de la Delegación Uno de la PN, expresó que la denuncia fue interpuesta y desde entonces se comenzó a trabaja en ello, y la investigación está en proceso.