•   Miami, Florida, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Centro Carter no participará como acompañante internacional en las elecciones presidenciales de Venezuela del próximo 7 de octubre, luego de rechazar una invitación del Consejo Nacional Electoral, CNE, de ese país, informó el lunes la organización.

El concepto de acompañamiento internacional es diferente al de observador internacional, y es la opción por la cual el CNE decidió invitar al Centro Carter, que se negó a aceptarla por considerarla “una presencia política mayormente simbólica”, dijo la organización en un comunicado emitido desde su sede en Atlanta, sureste de Estados Unidos.

Según la explicación del Centro Carter, el objetivo de la figura de acompañante “es invitar a individuos extranjeros a observar las actividades relativas al día de la votación mediante una presencia política mayormente simbólica, mientras que el propósito de la observación es el de invitar a organizaciones internacionales a evaluar el proceso electoral en su conjunto de manera sistemática”.

Por qué observación

La figura de observador electoral, que había cumplido en los últimos años este centro fundado por el expresidente estadounidense Jimmy Carter (1977-1981), “aporta a la integridad del proceso de votación, a contribuir a la creación de confianza entre los electores e informar a la comunidad internacional y los actores locales”.

Las atribuciones y limitaciones de los observadores electorales están especificadas en la Declaración de Principios de la Observación Internacional de Elecciones, de la cual el Centro Carter es uno de los firmantes.

No obstante, el CNE había invitado al Centro Carter a conformar una opción intermedia, que incluía el envío de un pequeño grupo de expertos para participar en algunas de las auditorías preelectorales y la observación de la votación el día de la elección.

Invitación tardía

Pero el Centro Carter “recibió dicha invitación demasiado tarde para evaluarla, así como para organizar la identificación y traslado de expertos y la obtención del financiamiento necesario”, dijo el comunicado.

La organización internacional “cree que el rol más importante en los procesos de monitoreo de elecciones lo cumplen los ciudadanos, incluyendo a los miembros de los partidos políticos y las organizaciones nacionales de observación y los mismos votantes”.

Tras la negativa del Centro Carter, el Consejo Electoral de la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur, es el único grupo que ha confirmado como acompañante internacional para el 7 de octubre, cuando el presidente Hugo Chávez, en el poder desde 1999, espera la reelección por seis años más frente a su rival Henrique Capriles, apoyado por una coalición opositora.