•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tres representantes de organismos de observación electoral nacional consideraron que el Consejo Supremo Electoral, CSE, no ha sido parejo al aplicar la Ley Electoral con los partidos políticos, porque ha mantenido la personería jurídica a algunos partidos que no cumplen requisitos como alcanzar el cuatro por ciento de los votos y plantea la posibilidad de quitársela a la Unidad Demócrata Cristiana, UDC, alegando que no presentó el 80 por ciento de las candidaturas para los próximos comicios.

Además, recordaron que el Grupo Promotor de las Reformas Electorales ha planteado la necesidad de reformar la Ley Electoral para incluir la inscripción por voto popular, ya que el derecho a la participación es un derecho constitucional.

“La ley obliga a tener un porcentaje mínimo de cuatro por ciento de votos válidos en la elección que participa y en ese caso, si la ley se aplicara de forma pareja, habría una gran cantidad de partidos que no deberían de existir, porque no han logrado ese cuatro por ciento”, afirmó el director ejecutivo del Instituto para el Desarrollo y la Democracia, Ipade, Mauricio Zúñiga.

Por qué unos sobreviven

Consideró que el CSE ha dejado que “sobrevivan” una serie de partidos por criterios que podrían ser políticos, pero lo cierto es que no se ha aplicado la ley, porque también se han dado casos de partidos que no se presentan a elecciones y mantienen su personería jurídica.

Explicó que de acuerdo con la ley los partidos políticos pueden poner un recurso de revisión y en caso de perder su personería jurídica pueden acudir inclusive a los tribunales de apelación.

Qué pasa con APRE y ALN

Roberto Bendaña, Presidente de Hagamos Democracia, comentó que la Ley Electoral no se le ha aplicado ni a la Alianza por la República, APRE, ni a la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, que obtuvieron menos del cuatro por ciento de los votos en la elección pasada.

“Esto de que se le quiera quitar a un partido por no llenar el 80 por ciento de las candidaturas, que aparentemente sí lo hicieron es antidemocrático, y realmente es producto del pacto que quiso crear un sistema bipartidista, en el cual se obvió la subscripción popular”, señaló Bendaña.

Detalló que si un partido está constituido solamente en un municipio debería de tener el derecho a participar, porque la Constitución establece que todos somos iguales y tenemos el derecho de participar individual y colectivamente.

Urgen reformas

Tanto Ipade, Hagamos Democracia, como Ética y Transparencia consideraron que es urgente que se realicen reformas electorales para permitir la subscripción popular.

“Es importante abrir el esquema de participación electoral a otras figuras que puedan representar un refrescamiento en la competencia política electoral y que obliguen a muchos partidos a modernizarse en su trabajo, a hacer un mejor trabajo permanente ante la población”, indicó Zúñiga de Ipade.

Candidatos votaron por otros

Por su parte el Director Ejecutivo de Ética y Transparencia, Roberto Courtney, recordó que la conclusión de las misiones de observación electoral que han venido al país y las nacionales, en los últimos tres procesos municipales es que las decisiones que toma el aparato electoral están “estrictamente al servicio del partido de gobierno”.

Courtney recordó por ejemplo que “el cuchillo” que le están pasando a la UDC es el mismo que le “clavaron” al Movimiento Renovador Sandinista, MRS, diciendo que no cumplían estatutos internos.

“Te tropezás con realidades como la de un partido que abriendo las mesas electorales para que llegue todo mundo no llega ni a seis mil votos, resulta que casi tiene ese número de candidatos. Bajo esa lógica hay candidatos que ni siquiera votaron por el partido hace unos meses”, comentó Courtney.

En esta descripción entraría por ejemplo el APRE, que obtuvo el 0.11 por ciento de los votos, según el CSE, lo que representa dos mil 417 votos y para estas elecciones municipales presentó el 98 por ciento de los candidatos, es decir más de cuatro mil ochocientas personas.

“Cómo se cuenta el 80 por ciento de las candidaturas, se cuenta del mismo modo que se cuentan los votos, por un aparato electoral que cuenta según le convenga al partido de gobierno y no de ninguna otra forma”, finalizó Courtney.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus