•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El pastor evangélico Augusto César Marenco criticó a los partidos políticos en general, pues considera que “hay mucha improvisación (de su parte) en esta campaña electoral”, algo que atribuye a que “muchos (de esos partidos) no querían correr en estas elecciones”, debido a los cuestionamientos de los comicios municipales de 2008, los generales de 2011, pero, sobre todo, a los magistrados del Consejo Supremo Electoral, CSE.

Uno de esos síntomas de improvisación, según Marenco, es que a dos meses de los comicios municipales, ningún partido político ha presentado siquiera un borrador de lo que sería su gobierno municipal, al menos en Managua o en las demás cabeceras departamentales. A juicio del pastor evangélico, los dirigentes de los partidos políticos primero deberían elaborar los planes de gobierno y luego elegir a los candidatos a alcaldes, vicealcaldes y concejales.

Ni idea de lo que harán

“A estas alturas, nosotros no sabemos de un solo partido que haya presentado, por lo menos, alguna idea de qué es lo que van a hacer sus futuros alcaldes”, expresó el dirigente evangélico.

A juicio de Marenco, “la improvisación también se está viendo en que algunos partidos políticos están cuestionando el famoso dedazo (imposición de candidatos), pero ninguno le está dando respuesta a esos cuestionamientos”.

Todas estas circunstancias, señala Marenco, llevan a una desconfianza del electorado, pues notan la improvisación en la actuación de los dirigentes de los partidos. Para el dirigente evangélico, eso llevará a una mayor abstención en los comicios del 4 de noviembre.

Pese a las críticas, Marenco exhortó a los nicaragüenses a asistir a las urnas el día de las elecciones municipales.

Alcaldías menos atractivas

Por otra parte, Marenco señaló que las alcaldías y los cargos de concejales perdieron totalmente su “atractivo”, tanto político como monetario, pues con la reforma a la Ley Electoral y a la Ley de Municipios, con las cuales se incrementó el número de concejales, se bajarán los salarios de estos.

“Un concejal debe ser pagado de manera digna; en un país tan pobre como el nuestro, no se pueden pagar sueldos demasiado excesivos, pero tampoco pueden ser tan bajos, porque lo que (los concejales) no ganan en salarios, lo van a buscar, probablemente ‘de otras fuentes’, y ese es el riesgo”, señaló.

Marenco considera que este “poco atractivo” que tienen ahora las alcaldías y los cargos de concejales, también provocan esta suerte de improvisaciones por parte de los partidos políticos en la campaña electoral, algo que, a su juicio, también incide negativamente en la participación del electorado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus