•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las reacciones por la nueva partida presupuestaria que recibirá el Consejo Supremo Electoral, CSE, no se hicieron esperar, principalmente por parte de miembros de organizaciones que han insistido en el cambio de los magistrados de ese Poder del Estado.

El CSE recibirá 170 millones de córdobas extras, los que serán “destinados para gastos de las elecciones municipales”, según la iniciativa de reforma al Presupuesto 2012, de 3 mil 253.3 millones de córdobas, que esta semana envió el Poder Ejecutivo a la Asamblea Nacional para su pronta aprobación.

Según el texto de la iniciativa, los gastos a cubrir con este dinero extra se centran “principalmente en lo relacionado con la emisión de un millón de nuevas cédulas de identidad, modernización del Registro Civil de las delegaciones departamentales; incremento de costos en los aspectos de verificación, mantenimiento de la estructura del tendido electoral, y la renovación de servidores y equipos informáticos del Centro de Cómputos, entre otros”.

Sobre el tema de la cedulación, el presidente y magistrado del CSE, Roberto Rivas Reyes, ha insistido en decir que esa institución ha entregado más de 100 mil cédulas de identidad de un total de 130 mil solicitudes de trámite nuevo y ha asegurado que todos los ciudadanos tienen sus cédulas, porque no existen problemas con la emisión de este documento.

“Pero si el tema de la cedulación está resuelto…”

Entonces, “si todo mundo está cedulado, si el tema del Padrón Electoral está resuelto, si cuesta 300 córdobas el formato nuevo de la cédula y el formato viejo será prolongado en su validez, ¿para qué necesita más dinero ese Poder del Estado?”, se pregunta el coordinador de la comisión de gobernabilidad de la Coordinadora Civil, Irving Dávila Escobar, cuestionando además que haya más de un millón de nuevas solicitudes de cédulas.

“Esto es el colmo del descaro, porque el mismo CSE nos ha dado los argumentos cuando dice que todo mundo está cedulado, sin embargo, esa cantidad de millones no corresponde a lo que en la práctica ha venido expresando el presidente del CSE”, expresó Dávila.

Róger Arteaga, vicepresidente de la organización civil Hagamos Democracia, opina que el problema del sistema electoral no es de recursos económicos, sino “de la naturaleza humana de los miembros del CSE, que son personas de dudosa honradez”, así que darles más dinero es “como poner al ratón a cuidar el queso, o al gato a cuidar la leche”.

“Favorecer al partido de gobierno”

Para Violeta Granera, directora ejecutiva del Movimiento por Nicaragua, está claro que todos los recursos que se asignen al CSE son para beneficiar al partido de gobierno, porque asegura que el sistema electoral trabaja para el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN. Granera insistió en que, para su organización, las elecciones municipales no tienen credibilidad y todo el presupuesto que se le asigne al CSE es injustificado.

Por su parte el presidente de Hagamos Democracia, Roberto Bendaña, dijo que era de esperarse que le aumenten el presupuesto al CSE, porque tienen que pagarle a los militantes sandinistas que trabajan en esa estructura electoral, “quienes son obedientes a los intereses del partido de gobierno”, opinó Bendaña, lamentando la asignación de esa partida presupuestaria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus