• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

El caso de Julian Assan-ge, -famoso por sus publicaciones en Wikileaks-, su posible asilo político en Ecuador y la amenaza de un funcionario del gobierno británico de incursionar en la Embajada ecuatoriana en Londres para sacar a Assange, provocó ayer un candente debate político entre los diputados del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, y la opositora Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, por la discusión y aprobación de una Declaración en rechazo al ultimátum inglés.

La Declaración, que después de tanta discusión se aprobó con 74 votos a favor, uno en contra y 22 abstenciones, rechaza la amenaza que hizo a mediados de agosto un funcionario del gobierno británico de ingresar a la sede de la Embajada de Ecuador para sacar a Assange, quien es requerido por la justicia sueca por una acusación de abuso sexual.

Los legisladores del FSLN defendieron su posición alegando que con esta Declaración se pretende “proteger y defender”, por un lado, el derecho que tiene todo ciudadano de cualquier país, al asilo político; y, por el otro, la Convención de Viena sobre las relaciones internacionales, particularmente, lo referido al respeto a la soberanía que representa una sede diplomática y, por ende, su inviolabilidad.

En representación del FSLN tomaron la palabra los diputados Edwin Castro Rivera; jefe de la bancada; Alba Palacios Benavides, primera secretaria del Parlamento, y Amilcar Navarro. Les respaldó en sus alegatos el ahora diputado independiente y exaliado, Agustín Jarquín Anaya.

No son parejos

En tanto, los diputados opositores de la BDN criticaron a sus colegas sandinistas, señalando que solo promueven declaraciones o resoluciones en dependencia de sus intereses políticos y económico-financieros.

En sus alegatos, los legisladores de la BDN expresaron que los diputados del FSLN “no son parejos” al momento de condenar o rechazar alguna acción internacional y, en este caso, especificaron que no han sido capaces de promover una declaración de condena contra el régimen de Bashar al Asad, presidente de Siria; o contra la violación de los derechos humanos en Cuba, solo para citar dos ejemplos.

En representación de la BDN hablaron los diputados Eliseo Núñez Morales, Santiago Aburto, Adolfo Martínez Cole, Armando Herrera Maradiaga y Pedro Joaquín Chamorro.

Los momentos álgidos se dieron entre los diputados Edwin Castro y Eliseo Núñez; además de los legisladores Armando Herrera y Alba Palacios. Herrera sacó a relucir el “historial delictivo” de Julian Assange; mientras Palacios le respondió que la Declaración no versaba sobre la persona de Assange, sino sobre la amenaza específica de Gran Bretaña hacia un país latinoamericano, en este caso Ecuador.