•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A dos meses de las elecciones municipales, los candidatos a las sillas edilicias se preparan para la campaña en la que seguramente habrá discursos de todo tipo, sin embargo, siempre cabe el análisis de campañas electorales de otros países, como las recién pasadas presidenciales en México, de la que Rubén Aguilar, analista y periodista mexicano, hace un balance de la estrategia que hicieron los entonces candidatos presidenciales.

Según Aguilar, “la estrategia general de los candidatos fue la campaña positiva, con dosis muy menor de negativa”. Esto, agregó, “los obligó a formular un proyecto realista del cual derivaran propuestas factibles que respondieran a la expectativa ciudadana”.

“Los candidatos entendieron los nuevos tiempos y se propusieron responder a ellos. En general, los medios también comprendieron la nueva realidad y se esforzaron en documentar las propuestas de los candidatos y también en distanciarse, unos más que otros, del periodismo amarillista y escandaloso”, explica Aguilar.

Enrique Peña Nieto

Respecto al candidato y ahora presidente electo del Partido Revolucionario Institucional, PRI, Enrique Peña Nieto, Aguilar concluye que en su campaña “el centro de la estrategia que diseñaron sus asesores fue mantener al candidato en una “zona de confort” y no arriesgarlo de manera innecesaria”.

“Se evitó al máximo la confrontación con el gobierno y con los otros candidatos. El equipo de campaña vio que no les daba puntos atacar al presidente (Felipe Calderón). Estudios señalan que los electores tienden a solidarizarse con el gobernante cuando se le ataca, incluso entre aquellos que no están de acuerdo con él, pero no tienen preferencia por ningún partido”, explica Aguilar.

Josefina Vázquez Mota

Mientras tanto, según Aguilar, la candidata del Partido Acción Nacional, PAN, Josefina Vásquez Mota, dio continuidad a la estrategia con que ganó la contienda interna, es decir, “se mantuvo siempre en el marco de un discurso que evitó definiciones”.

“Su habilidad para comunicarse le permitió tener buena presencia en medios, pero se veía que le resultaba más relevante la forma que el contenido. El acceso a los medios no se tradujo en la posibilidad de fijar agenda y tampoco en modificar la intención del voto”, expresó el analista.

Andrés Manuel López Obrador

Para Aguilar, Andrés Manuel López Obrador, candidato del Partido de la Revolución Democrática, PRD, “realizó un cambio radical de estrategia con relación a la de 2006. De ser agresivo y descalificar las instituciones, pasó a ser un candidato que proponía la construcción de una “república del amor”.

“Hizo también presente a su familia, que estuvo ausente en la contienda pasada. A lo largo de la campaña evitó discursos estridentes e insultos personales, que utilizó en 2006.