•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Prácticamente son los mismos magistrados que desde hace aproximadamente quince años --otros, veinte-- están al frente del Consejo Supremo Electoral, CSE, sin embargo a pesar de su experiencia, en cada elección realizan cambios en procedimientos y definiciones, imponiéndolos con el tiempo contado antes de cada comicios.

Tal situación resulta en inconvenientes para algunos partidos políticos y obliga a sus dirigentes a adecuarse a última hora y en una elección en marcha, debiendo utilizar otras estrategias e incurriendo en gastos antes no determinados, por lo cual aseguran que les resulta imposible prepararse con suficiente antelación.

El Nuevo Diario intentó infructuosamente obtener una versión de las autoridades electorales, pero ni las llamadas telefónicas ni los mensajes electrónicos con esta solicitud fueron respondidos.

Para Miguel Rosales, jefe de campaña del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, las elecciones municipales de este año se transformaron en un proceso con muchas irregularidades. “Van cambiando las reglas establecidas y hay modificaciones a la carrera, por disposiciones al arbitrio de los magistrados que benefician a unos y afectan a la mayoría”, señala Rosales.

Rosales señala que para los diferentes comicios no hay un clima de estabilidad en los procedimientos, mientras los partidos están de manos atadas, pues se hacen los respectivos reclamos, cumpliendo con las vías legales, pero no hay respuesta.

Cambios en los últimos dos meses

Entre las variantes de este año, el CSE decidió eliminar la foto de los candidatos en las boletas electorales. En ese momento el magistrado presidente de ese Poder del Estado, Roberto Rivas, dijo: “Son 153 municipios, aquí se vota por una bandera, esa es la realidad de las cosas, no se vota por un candidato en particular, esa es la simple y pura realidad, la foto la vamos a tener para elecciones presidenciales”.

Rivas agregó que la decisión no era por problemas financieros, sino basado en complicaciones para la recopilación de las fotografías. Según el funcionario, en otras elecciones les ha tocado recurrir a la base de datos del CSE, utilizando fotos no actualizadas y que no coinciden con la fisonomía actual del candidato.

Por otra parte, Rivas expresó que la Ley Electoral, Ley 331, no lo obliga a imprimir las fotos en las boletas.

Así también, el viernes 7 de septiembre el CSE estableció cambios en la demarcación territorial, con nuevas numeraciones para las Juntas Receptoras de Votos, JRV, sin entregar la nueva codificación a los partidos políticos para que logren reorganizarse, pensando en sus fiscales.

Según Miguel Rosales, otra situación podría ser el cambio de ubicación de los partidos en la boleta electoral. Destacó que si bien la última comunicación define las casillas de cada partido, en el documento, extrañamente, no se presenta el orden numeral, disponiéndose al partido de gobierno en la ubicación primera, cuando su casilla es la segunda, para luego poner en continuidad a las organizaciones partidarias liberales. Ante esto, sospecha que de igual manera se disponga en las boletas.

Rosales alega que por razones ópticas y de concepto, leemos de izquierda a derecha, así se daría una ventaja al partido que va de primero. Destacó que las casillas originalmente fueron otorgadas aleatoriamente y ese orden se ha sostenido.

Rosales comentó que las quejas se han hecho llegar a los magistrados, como hicieron en el caso de la duplicidad de nombres o los “homónimos”, pero el silencio administrativo y la falta de explicaciones ya es tradicional en el Poder Electoral.

PLI despreocupado

Para Luis Callejas, representante legal del Partido Liberal Independiente, PLI, en todas las elecciones hay cambios en las JRV. Esto por crecimiento poblacional, pero ahora el CSE dispuso la eliminación el Padrón Pasivo, por eso hay una reducción de JR.

Según el CSE, forman parte del Padrón Pasivo todos aquellos que no han votado en las últimas dos elecciones, los que sacaron cédula pero viven en el extranjero y los fallecidos.

En el caso de los homónimos, Callejas dijo que su partido está haciendo filtros para su depuración, como lo hicieron con el registro de candidatos en el cual Callejas asegura que 26,000 de estos, en nueve municipios, extrañamente salieron del Padrón Pasivo.

“Sobre la ubicación de los partidos, que nosotros sepamos únicamente han pasado un documento con las banderas participantes y eso no es una copia de la boleta electoral, ni se dice que habrá un cambio de ubicación, pero si al presentarnos la muestra de la boleta hay cambio de posición, eso no lo aceptaríamos”, alegó.

Asimismo, Callejas le restó importancia a la eliminación de la foto, pero indicó que a quienes más afecta es a los votantes, pues la misma servía de guía a la hora de marcar la casilla de su preferencia.

Eliminación de foto no es tan simple

El sociólogo Silvio Prado, director del Centro Interdisciplinario para el Estudio de Políticas Públicas, Ciepp, analizó que desde el aspecto visual, la eliminación de la foto plantea desventajas para quien no sabe leer o para las personas daltónicas o con deficiencia cromática, que si bien son una minoría, por derecho constitucional se debe dar al ciudadano las condiciones para que ejerza su voto.

Prado recordó las declaraciones del magistrado presidente del CSE, Roberto Rivas, quien asume que en las elecciones “se vota por una bandera”, y si bien es cierto que esto podría reducir el caudillismo, también puede ser una la forma de ocultar la cara de la persona que ha sido rechazada por los ciudadanos del municipio.

“Entonces se está apelando a la fidelidad hacia el partido, antes que a la simpatía del candidato”, expresó el sociólogo, haciendo hincapié en que las bases del partido de gobierno han cuestionado a sus dirigentes por la imposición de candidatos municipales.

Entre las dificultades que con anterioridad han enfrentado las elecciones por la falta de imagen, Prado cuenta la anécdota o el “mito electoral” de los comicios de 1990, cuando la última casilla de la larga boleta obtuvo muchos votos, pero no porque fuera el candidato o partido más popular, sino porque mucha gente marcó con la boleta de cabeza y pensó que la última casilla era la primera.

Partidos deben tener más incidencia

Según Alejandro Mejía Ferreti, presidente de la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, el retiro de las fotos es una disposición del CSE y no les afecta. “Los partidos nos debemos dar a conocer por nuestro emblema y casilla. Tengamos en cuenta que en los municipios todo el mundo se conoce, conoce a sus candidatos y su partido, por eso la foto no es relevante”, señaló.

Agregó que si se diera un cambio de ubicación en la boleta electoral, esto tampoco sería un problema, porque la población ya conoce la bandera de su partido y les será fácil de identificar, además que la imagen de la bandera también tiene inscrito el nombre del partido.

“El candidato es el partido”

El directivo del Movimiento por Nicaragua, MpN, y analista político, Carlos Tünnermann Bernheim, afirma que el partido de gobierno, Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, ha dejado claro que “el candidato es el partido”, y la Alcaldía que gane será del partido.

Sin embargo, Tünnermann niega que en Nicaragua los ciudadanos voten por una bandera política, cuando la mayoría de la población no está afiliada a un partido, en alusión a las declaraciones de Roberto Rivas.

Afirma que tampoco puede decirse --como también argumentó Rivas--, que cuesta mucho conseguir la fotografía actualizada de los candidatos, porque el formulario para presentar la candidatura tiene que llevar una fotografía.

“El FSLN lanzó esta tesis para callar los dedazos y decirle a sus militantes: vote por el partido, no importa el candidato”, argumentó Tünnermann.

Por su parte, para el investigador, municipalista y sociólogo Manuel Ortega Hegg, suprimir la fotografía de la boleta electoral es una forma de minimizar las elecciones municipales.

También argumenta que es una forma de reducir al mínimo el protagonismo de las autoridades locales y relevar solamente la imagen de la pareja presidencial, Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Elecciones entre vecinos

Además, Ortega Hegg dijo que la realidad de los estudios indica que particularmente en las elecciones municipales, la figura de los candidatos juega un rol muy importante e independiente del partido.

“No hay ninguna duda de que particularmente en Nicaragua, en las elecciones municipales, la figura de los candidatos es absolutamente clave, y eso tiene una razón, y la razón fundamental es que en los espacios municipales la gente conoce y sabe quién es cada uno de los candidatos, porque son finalmente elecciones entre vecinos”, manifestó Ortega Hegg.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus