•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Las reacciones de diferentes actores de la sociedad civil no se han hecho esperar en torno al anuncio --muy adelantado-- de la primera dama y secretaria de comunicación, Rosario Murillo, en torno a la candidatura presidencial del mandatario Daniel Ortega Saavedra, en las elecciones de 2016.

Murillo Zambrana trasmitió este mensaje a los militantes del FSLN, en una “sesión de trabajo” con equipos de campaña del departamento de Chinandega, donde también enfatizó que su esposo “tiene que ganar las elecciones en el 2016”.

Nuevamente aterrizada en la coyuntura electoral 2012, Murillo retomó el tema de los próximos comicios municipales del 4 de noviembre, pero siguió hablando de su esposo “Daniel, el que va a ganar en cada gobierno municipal”.

Para el presidente de la organización cívica “Hagamos Democracia”, Roberto Bendaña, el anuncio de Murillo demuestra que el Frente Sandinista no pretende dar oportunidad a las nuevas generaciones; además, considera que se sigue afirmando “el sistema caudillista que este gobierno ha venido implantando en el transcurso de los años”.

Por otro lado, Bendaña cree que lo más adecuado es que el presidente Ortega compitiera en unas primarias; asimismo, valora que “para cumplir sus pretensiones tendría que seguir violando la Constitución, sin embargo, esto traería graves consecuencias al país en el ámbito económico y social, porque estaríamos dependiendo de países como Venezuela, Cuba e Irán”, señaló.

Un conocido "proyecto orteguista"

Según Azahalea Solís, del Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, “las palabras de Rosario Murillo no son nada nuevo, la diferencia es que dijeron explícitamente lo del ‘Proyecto Orteguista’ y sus ansias de continuar en el poder”.

Solís comparó al presidente Ortega con la dictadura de Anastasio Somoza. “Todo se está repitiendo nuevamente, estamos viviendo una situación similar a la del pasado, esto es grave, peligroso… ya lo han expuesto en palabras”, expresó.

"El pueblo elige sí o no"

El vicario de la arquidiócesis de Managua, sacerdote Rafael O’Farril Bermúdez, consideró que los magistrados del Poder Electoral “son los responsables y entendidos”, para definir si se puede reelegir o no el Presidente.

También opinó que depende de las interpretaciones de los diputados, porque “son ellos quienes proponen si es factible que participe en las elecciones”. O’Farril expresó, además, que está en la decisión de los ciudadanos otorgar nuevamente el poder a los mandatarios, si están conformes con su trabajo.

“El pueblo elige de acuerdo al servicio, si encuentran respuestas a las necesidades de educación, vivienda y desarrollo social, si le responden al pueblo como hasta el momento lo hacen, si el pueblo está conforme, dirán sí o no con el voto en su participación en las elecciones”, señaló el padre O’Farril, responsable de la Parroquia Santiago Jinotepe, Carazo.

 

Colaboración de Tania Goussen Acevedo, corresponsal de Carazo