•   Managua y Ciudad Antigua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los detenidos en el caso de la agresión contra Isidro Olivas Reyes, líder sandinista en Los Carrizales, comarca de Ciudad Antigua, en el departamento Nueva Segovia, son miembros del Partido Liberal Independiente, PLI, y uno de ellos es candidato a concejal, confirmó Henry Quiñónez, candidato a la Alcaldía de Ciudad Antigua.

Según Quiñónez, entre los detenidos sobresale Arturo Cálix, candidato a concejal por el municipio Ciudad Antigua. Los otros siete también son miembros del PLI y están incomunicados, pero se conoce que fueron golpeados a la hora de su detención.

“Llegaron a sus casas y los maltrataron, nos preocupa porque fueron golpeados, y llegaron de manera grosera cateando las casas, como si se tratara de los peores criminales”, dijo Quiñónez.

El señor Gabriel Matey denunció la detención de sus dos hijos: Roberto y Ramón, de 19 y 20 años, respectivamente, a quienes señaló como inocentes, porque dijo que el sábado sus vástagos se dedicaron a sembrar frijoles y el domingo a jugar béisbol.

Agregó que los uniformados lanzaron al suelo a uno de sus hijos y lo golpeaban, por lo que les reclamó “y yo les dije que no lo hicieran, porque mi muchacho no se oponía (a la captura)”, manifestó.

Según Roberto Petray, director de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, Anpdh, la Policía de la zona hizo varios operativos y entre estos fueron a buscar a quienes se han visto involucrados en protestas políticas. Por ejemplo, uno de los detenidos del PLI estuvo en un tranque el año pasado, en reclamo de entrega de cédulas. Había varias personas a su alrededor, pero la Policía fue directo hacia ellos”, expresó Petray, quien hizo una investigación al respecto.

Otros nombres

Indicó que primero detuvieron a siete personas y el lunes a tres más. Los otros detenidos son Francisco Castellón Blandón, José Roberto Matey Vanegas, José Taurino Cálix Hernández y Christian Hernández.

“El problema es que como algunos estuvieron en actividades políticas de protesta, entonces por su antecedente los llegaron a traer”, considera el representante de la Anpdh, quien indicó que ya pasaron las 48 horas de captura y hasta la tarde de ayer martes no se les había acusado de nada, pero que tampoco se les había liberado.

Petray dijo que este tipo de situaciones son peligrosas en lugares como Los Carrizales, donde hay muchos excombatientes de guerra y que cada vez que hay elecciones la localidad se convierte en

un polvorín.

Por tanto, el activista de los derechos humanos recomendó a las autoridades que esclarezcan lo más pronto posible esa situación, dado que cualquier otro problema puede provocar incidentes graves. Agregó que si para este miércoles por la mañana no los acusan o no los liberan, interpondrá un recurso de amparo a favor de

los detenidos.

La Policía, a través de su vocero, comisionado Pablo Ardón, informó que todavía no han tipificado el presunto delito cometido en este hecho, porque continúan las indagaciones policiales. Una fuente policial indicó que los atacantes no fueron identificados porque la víctima huyó con su familia para evitar ser asesinado.

Añadió que como evidencia contra los detenidos, solamente tienen la marca de la técnica canina que concluyó su rastreo hasta las viviendas de los detenidos.