Ary Pantoja
  •   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

En medio de fuertes discrepancias políticas, los diputados del Frente Sandinista aprobaron solos la reforma presupuestaria 2012, que incrementa el presupuesto para este año en 3,253.3 millones de córdobas de la sobre recaudación de impuestos en lo que va del año, según los cálculos oficiales.

Uno de los puntos de mayor controversia lo constituyó una partida extra de C$170 millones para el Consejo Supremo Electoral, CSE, pues los diputados de la opositora Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, cuestionaron el hecho de que ese dinero sea destinado a la cedulación de un millón de ciudadanos, cuando los funcionarios electorales han dicho que más del 98% de los nicaragüenses ya cuentan con su documento de identidad.

La reforma quedó tal cual la envió el Ejecutivo, pues 62 diputados del gobernante Frente Sandinista lograron imponer su voto sobre la oposición de 26 legisladores.

El presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, Wálmaro Gutiérrez Mercado, rechazó las acusaciones de sus colegas opositores en el sentido de que el presupuesto real en educación y salud, por ejemplo, se ha reducido porcentualmente en relación al Producto Interno Bruno, PIB.