•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El expresidente colombiano Álvaro Uribe criticó hoy a Venezuela por capturar al narcotraficante Daniel "el Loco Barrera" en vísperas de las elecciones presidenciales en su país, después de no actuar contra él "durante cuatro o cinco años".
       
"Mi pregunta es: ¿por qué lo capturan en época de elecciones después de tantos años de impunidad que ha vivido en su país?", dijo Uribe a periodistas tras una conferencia en el centro de estudios Bipartisan Policy Center de Washington, en referencia a la proximidad de las elecciones del 7 de octubre en Venezuela.
       
"¿Y por qué mientras lo capturan a él, han protegido a criminales igualmente peligrosos como (el segundo al mando en las FARC,) 'Iván Márquez', (el jefe de la guerrilla, Rodrigo Londoño alias) 'Timochenko' y muchos otros de FARC y ELN?", añadió.
       
El exmandatario aseguró que la persecución contra "el Loco Barrera" comenzó durante su Gobierno, hace "cuatro o cinco años", cuando el narcotraficante "salió del anonimato, que es impunidad, porque lo hicimos visible, y se fue a Venezuela", reiteró.
       
La captura del último de los grandes capos del narcotráfico fue anunciada el martes pasado por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.  El Gobierno de Estados Unidos tiene previsto pedir hoy su extradición, según adelantó en Washington el director de la Policía Nacional colombiana, el general José Roberto León Riaño.
       
En la conferencia de hoy, Uribe mostró de nuevo su abierta oposición al proceso de diálogo abierto entre el Gobierno de Santos y las FARC, y volvió a comparar las negociaciones con esa guerrilla con una hipotética conversación de paz de Estados Unidos con la red terrorista Al Qaeda.
       
"¿Cuál es la diferencia entre la destrucción de las Torres Gemelas, y la destrucción de Bojayá?", preguntó Uribe en referencia a la masacre ocurrida en ese municipio ocurrida en 2002, en el departamento del Chocó, fronterizo con Panamá, que dejó 79 muertos.

"¿En qué se diferencia el asesinato del embajador de Estados Unidos en Libia de los atentados de las FARC?", insistió.
       
El expresidente se mostró "incapaz de estar de acuerdo con las reglas" del proceso de diálogo con las FARC y mencionó que durante su mandato él siempre estuvo abierto a las negociaciones, "pero sin impunidad".