•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Presidentes de los diferentes territorios indígenas de las Regiones Autónomas Atlántico Norte y Atlántico Sur, RAAN y RAAS, respectivamente, denunciaron en Managua la falta de voluntad política del gobierno para “sanear” sus propiedades ancestrales “invadidas”, según dijeron, por “colonos” mestizos de otras regiones del país, acuerpados, incluso, por abogados.

En conferencia de prensa junto a los diputados Brooklin Rivera Bryan y Agustín Jarquín Anaya, los líderes del Caribe reconocieron al presidente Daniel Ortega haber titulado 15 territorios indígenas de las Regiones Autónomas, pero resintieron la falta de apoyo de instituciones como la Procuraduría General de la República, PGR, de la Intendencia de la Propiedad, de la Corte Suprema de Justicia y de la misma Policía Nacional, por no hacer nada por expulsar a los “invasores” de sus tierras.

Inseguridad ciudadana, deterioro del medio ambiente y de los ecosistemas, inestabilidad social e inseguridad jurídica por la presencia de los “colonos” y abogados, son solo algunos de los problemas que los líderes indígenas dicen estar enfrentando en sus territorios titulados y demarcados por el gobierno.

Hasta el momento, el gobierno ha titulado y demarcado 15 territorios, y en las próximas semanas estará entregando títulos a los indígenas en dos territorios más, que totalizarán, según los líderes indígenas, unos 30,000 kilómetros cuadrados. Quedarán pendientes cinco territorios más hasta completar 22, con una extensión total de 36,000 kilómetros cuadrados.

"Invasores con títulos"

Sin embargo, los habitantes autóctonos se quejan de que el gobierno y sus instituciones intentan “boicotear” el proceso de “saneamiento” de sus territorios, pues no hacen nada por impedir la toma de sus tierras ni para expulsar a los “invasores” que se encuentran establecidos, incluso, con representantes legales y hasta con títulos.

Además, consideran que las explicaciones de los funcionarios de las instituciones que deberían apoyar este proceso son solo “tácticas dilatorias”. El líder indígena Basilio Benjamín Ruiz señaló, por ejemplo, que cada vez que han abordado el tema, estos funcionarios ponen como pretexto un proceso electoral en marcha, señalando que trabajarán después de las elecciones, como en el caso de este año 2012.

En la conferencia de prensa de ayer debieron estar presentes el subprocurador de los Derechos Humanos, Adolfo Jarquín Ortel, y la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, Vilma Núñez de Escorcia, además del asesor presidencial para Asuntos del Medioambiente, Jaime Incer Barquero, y el representante de la Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura de las Naciones Unidas, Unesco, Juan Bautista Arríen, pero no asistieron a la cita.