•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Después de tres elecciones presidenciales, nunca antes --según las encuestas en Venezuela-- el presidente Hugo Chávez Frías había estado tan cerca de la posibilidad de perder el poder, mientras su mayor opositor, en este caso Enrique Capriles, jamás ha estado tan cerca de la posibilidad de conquistar la silla presidencial.

Gustavo Tarre, catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad Central de Venezuela y de Ciencias Políticas en la Universidad “Simón Bolívar”, también exdiputado al Congreso Nacional de Venezuela, hace para El Nuevo Diario una radiografía del Gobierno de Chávez y de la situación vivida por la población, en medio de una campaña electoral que ha puesto a los candidatos más fuertes lado a lado en niveles de intención de voto.

Desde su perspectiva describe la problemática social venezolana, haciendo una valoración de las promesas electorales de Chávez y la realidad actual del país.

¿Cuál es la situación social de Venezuela, después de tres períodos de gobierno del presidente Hugo Chávez?

Las mediciones gubernamentales, en materia social, se fundamentan principalmente en el volumen de la inversión pública, pero poco dicen acerca de los resultados. La única cifra convincente es el incremento del consumo en los sectores populares, debido a una inyección masiva de dinero público en subsidios y en locaciones --traspasos-- monetarios directos a importantes sectores de la población.

No se han presentado soluciones estructurales para la pobreza, y la situación de los sistemas educativo y hospitalario ha empeorado sensiblemente. La tasa de inflación es la tercera del mundo y se han destruido centenares de miles de puestos de trabajo.

La tasa de desempleo ha disminuido por la vía de un incremento desmesurado del funcionariado. Hoy Venezuela tiene más empleados públicos que Alemania. A ello agregamos el problema de la inseguridad que afecta fundamentalmente a esos mismos sectores y que se expresa en 120,000 muertes violentas desde la llegada de Chávez al poder.

¿Chávez ha logrado cumplir sus promesas?

No. A manera de ejemplo, ofreció cambiarse de nombre si al cabo de un año quedaban niños en la calle… y aún se sigue llamando Hugo Chávez Frías.

¿Cuáles son los principales problemas que aquejan a los venezolanos, mientras el Gobierno hace acuerdos de ayuda internacional y subsidios con el petróleo venezolano por montos de millones de dólares?

Las encuestas revelan: inseguridad, desempleo, costo de la vida y corrupción.

¿Qué aspectos han debilitado al presidente Chávez frente a su nueva reelección?

Son 14 años de promesas con logros muy limitados, habiendo dispuesto de la concentración de poder y de dinero más grande de toda nuestra historia.

A su consideración, ¿el candidato opositor de Chávez para estas elecciones presidenciales, Enrique Capriles, verdaderamente tiene oportunidad de ganar las elecciones?

Las encuestadoras menos sesgadas, es decir las que más han acertado en el pasado, se ubican todas en torno a lo que llaman un empate técnico.

La razón que conduce al triunfo de Capriles es lo que llamamos el voto oculto. Mucha gente tiene miedo a contestar las encuestas por temor a represalias del Gobierno. Algo parecido a lo que ocurrió en Nicaragua cuando ganó Violeta Chamorro.

¿Será que Chávez, si gana Capriles, deje el poder tan fácilmente y qué vendría a hacer desde la oposición?

El problema no es lo que Chávez quiera hacer, sino lo que pueda hacer.

El país no toleraría su permanencia en el poder si pierde en los comicios. Una vez en la oposición, será un adversario duro para el nuevo Gobierno, pero tiene dos problemas:

a) Su partido vive fundamentalmente del dinero público y del ventajismo.

b) Tendrá que ocuparse de su salud.

¿Con qué ojos los venezolanos ven el apoyo incondicional (aparentemente) de Chávez con Daniel Ortega y los países del ALBA, mientras hay tantas necesidades internas?

Uno de los flancos más débiles del Gobierno de Hugo Chávez Frías es lo que aquí llamamos “la regaladera”. Todos estamos de acuerdo en la solidaridad con los hermanos latinoamericanos, especialmente en cuanto al precio del petróleo, pero existe un inmenso rechazo hacia los regalos que tienen por objeto obtener apoyo internacional para Chávez.

Gustavo Tarre Briceño

Trayectoria profesional

Abogado (Universidad Central de Venezuela / 1969). Egresado del Institut International d’Administration Publique de París, en la mención Economía y Finanzas (1971). Desde 1974 es catedrático de Derecho Constitucional. En 1979 fue elegido diputado al Congreso Nacional en representación del Distrito Federal (reelecto en 1983, 1988 y 1993).

Se desempeñó como Subdirector de la Fracción Parlamentaria del Partido Social Cristiano, Copei, de 1982 a 1988, y en 1989 fue elegido Director de esa misma Fracción, cargo que desempeñó durante tres años. Fue Miembro de las comisiones permanentes de Defensa, Política Interior, Legislativa, Energía y Minas, Finanzas y Política Exterior. Fue Presidente de las Comisiones de Energía y Minas (1993), Finanzas (1994-1996 y 1998) y Política Interior (1997). Su actividad legislativa estuvo centrada en la lucha contra la corrupción, emergencia bancaria, presupuesto, deuda pública, equipamiento de las Fuerzas Armadas, reforma judicial, reforma electoral, reforma administrativa, crimen y violencia.

La función parlamentaria le permitió vincularse a organizaciones internacionales tales como el Parlamento Latinoamericano, de cuya Directiva fue miembro durante cinco años, y la Unión Mundial Interparlamentaria donde llegó a ser miembro del Consejo durante cinco años.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus