•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Monseñor Silvio Báez, Obispo Auxiliar de Managua, dio la bienvenida a los miembros de la Organización de Estados Americanos, OEA, que vendrán a “acompañar” los próximos comicios municipales, pero lamentó que no se haya permitido realizar ese “acompañamiento” a las organizaciones y expertos nacionales que garanticen la transparencia de las elecciones.

Las declaraciones del Obispo Auxiliar de Managua fueron brindadas tras concluir la misa en honor a San Jerónimo, e hizo referencia a que el “término de acompañamiento es muy ambiguo” y no aparece en ningún reglamento del Conejo Supremo Electoral, CSE.

“Mientras más transparencia haya, mucha mayor seguridad social y mucha legitimidad política va a tener un gobierno municipal”, dijo el prelado.

Agregó que lo que se necesita y lo que ordinariamente se ha hecho en países democráticos es “la observación de un observador neutral, que no viene con autoridad a imponer ni a cambiar nada, pero al final va a dar su opinión de lo que ha visto, es un modo de garantizar la transparencia de las elecciones”.

“Es una pena que los organismos, los expertos de los comicios en Nicaragua no estén presentes”, insistió.

Sobre las elecciones en Venezuela

Por otra parte, el sacerdote afirmó que como creyente y como pastor desea para Venezuela, lo que los obispos han deseado para Nicaragua, en primer lugar que las elecciones de Venezuela sean un proceso honesto, transparente, en el que se respete la voluntad popular de este amado pueblo.

Igual que para Nicaragua, agregó que desea que los venezolanos elijan un gobierno que verdaderamente se preocupe por el bien común de la nación, “que los venezolanos puedan elegir sin coacción y sin miedo a alguien que pueda llevar a la nación por caminos de paz, por caminos de progresos”.

También hizo referencia a las relaciones entre Nicaragua y Venezuela, y consideró que un país debe tener buenas relaciones con todas las naciones.

“No somos una isla, y Nicaragua hace bien en tener relaciones con otros países, pero estas relaciones deben ser relaciones de respeto, de ayuda recíproca y no de dependencia”, indicó el Obispo Báez.

Según el Obispo Auxiliar, “eso es lo que en algún momento se ha criticado en la relación con Venezuela, no se puede depender totalmente ni de Estados Unidos ni de Venezuela ni de ningún otro país, una ayuda que sea recíproca en la que no empeñemos la soberanía nacional, y que no dependamos exclusivamente de una nación”, agregó.

¿Venezuela más importante que nicaragua?

El prelado considera que las relaciones con Venezuela han llegado “a tal punto, que en este momento pareciera que las elecciones de Venezuela son más importantes que las municipales en Nicaragua; esto muestra el desequilibrio social y político que vive nuestro país”, dijo.

El representante de la Iglesia católica reiteró lo que todos los obispos han dicho en la Carta Pastoral, es decir, que “Nicaragua no merece un gobierno autocrático --quiere decir que ejerce el poder por sí mismo--, y abusivo -- abusivo quiere decir que no respeta las instituciones democráticas, la supremacía de la Constitución y la jerarquía de las normas jurídicas--”, añadió.

“Acá en Nicaragua hay que replantear la totalidad del sistema político, aquí hay que pensar en un comienzo nuevo para Nicaragua, precisamente porque tenemos, como lo hemos caracterizado los obispos en la Carta, un gobierno que no respeta las instituciones y las leyes”, refirió Báez.

Por otra parte, añadió, existe una oposición que no ofrece alternativa, que está continuamente en lucha interna, descalificándose recíprocamente sin renovarse en su liderazgo, sin ofrecer verdaderas alternativas de desarrollo social, económico educativo para la nación.