Ary Pantoja
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A juzgar por los resultados de la última encuesta de la firma M&R Consultores, la oposición política nicaragüense no se encuentra en su mejor momento, pues un 90% de los 1,600 ciudadanos mayores de 16 años entrevistados entre el 15 y el 23 de septiembre pasado, consideran que la oposición “poco o nada juega su rol”.

Además, un 91.6% de los encuestados califican de entre “regular (19.1%) y pésimo (72.5%)” el trabajo que desempeña la oposición, a lo que se suma el hecho de que poco más del 40% de los entrevistados se mostró en “desacuerdo” con la afirmación de que “la actual oposición nicaragüense representa una opción o una esperanza para la democracia”.

Por otra parte, según la encuesta de M&R, el 65.6% de los entrevistados considera que los “líderes políticos nicaragüenses”, tienen “poca voluntad para trabajar juntos y encontrar soluciones conjuntas a los principales problemas”; mientras el 23.1% dijo que la oposición no tiene “ni mucha ni poca voluntad”, y solo el 9.3% considera que tiene “mucha voluntad para trabajar juntos y encontrar soluciones conjuntas a los principales problemas del país”.

¿Qué debería hacer la oposición?

Los entrevistados también opinaron sobre cuál debería ser el papel de la oposición. Según los resultados de la encuesta, el 48.1% considera que el papel de la oposición debería ser “aportar condiciones que den estabilidad al país y amplíen las inversiones en Nicaragua”; el 32.4% opina que la oposición debería “concentrarse en su organización y participar en espacios de diálogo y negociaciones con el Gobierno”.

Además, 10.6% de los entrevistados cree que el papel de la oposición debe ser “fortalecer su organización para realizar mayor presión y movilización en contra del Gobierno”; mientras que solo un 7.8% opina que la oposición debería “ser un contrapeso efectivo del Gobierno”.

Respecto a la participación o no en las elecciones municipales, el 83.1% de los encuestados dijo que la oposición “debe participar en las elecciones municipales, haya o no cambios en el Consejo Supremo Electoral, CSE”, por el contrario, solo el 10.5% considera que la oposición “no debe participar en el próximo proceso electoral municipal si no hay cambios en las autoridades del CSE”.