Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Este Daniel Ortega es otro. No fustiga contra el imperialismo salvaje del que habló Su Santidad Juan Pablo II ni critica a sus adversarios. Al contrario, habla de sus ratos libres y de su comida preferida. Lo dice contento el mandatario, quien tiene fama de llevar una vida saludable: “Mi plato favorito son los frijoles y la carne de cerdo”.

Así lo dijo en la primera entrevista exclusiva que ofrece desde que asumió el poder, concedida a la Agencia de Noticias de Rusia ITAR-TASS luego que Ortega fue el único mandatario en el mundo que apoyó a Rusia reconociendo como repúblicas a las regiones independentistas de Osetia del Sur y Abjazia
En la entrevista afloró también el Daniel Ortega admirador de los rusos, una Rusia para él hoy más fortalecida frente a las hegemonías de Estados Unidos y Europa. “Rusia es un país interesado en defender un mundo multipolar”, expresó.

La “deuda” con Rusia
La humanidad, a juicio de Ortega, le debe mucho a Rusia, país que está en “un proceso de renacimiento, de fortalecimiento; la veo recuperando aquella identidad que ha sido orgullo del pueblo ruso”, según dijo en la citada entrevista.

Visitas furtivas a la playa
Pero Ortega no tiene tiempo para descansar. “Uno busca cómo descansar un poco, indiscutiblemente, pero no es fácil encontrar el tiempo para descansar. Incluso, cuando en ocasiones me he ido a visitar una playa, de repente me encuentro con una cantidad de pobladores planteándome problemas, demandas, entonces la visita al mar, la visita a la playa, se convierte en una sesión de trabajo”, contó a la agencia de prensa rusa.

Finalmente el mandatario citó a Rubén Darío (“Si la Patria es pequeña, uno grande la sueña”) para enviarle un mensaje a los pobladores de Osetia del Sur y Abjazia.