•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cuestionado por unos y elogiado por otros, el Ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, presentó ayer a los diputados ante la Asamblea Nacional, el proyecto de Presupuesto General de la República para 2013 según el cual, el monto destinado a Gastos de Capital --es decir, al Programa de Inversión Pública, PIP--, ronda los C$12,141.2 millones, lo que representa un incremento del 16.9% con respecto a 2012.

Según la exposición de Acosta, en 2013 el monto del PIP representará el 4.7% del Producto Interno Bruto, PIB proyectado para ese año, y se espera que en 2012 el Plan de Inversión Pública cierre con un 4.4% respecto al PIB.

Las principales instituciones que ejecutarán el Programa de Inversión Pública, según el Proyecto de Presupuesto, son las alcaldías municipales, a través de las transferencias con C$3,239.7 millones; el Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, con un monto de C$3,052.8 millones; además, el Ministerio de Defensa, a través del Ejército de Nicaragua con la construcción del Hospital Militar “Alejandro Dávila Bolaños”, con C$642.3 millones.

Le siguen el Ministerio de Salud, con C$618.9 millones; el Ministerio de Educación con C$423.2 millones, el Ministerio de Energía y Minas con C$358 millones; la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica con C$325.1 millones; el Fondo de Inversión Social de Emergencia, FISE, con C$234.9 millones; el Instituto Nacional Tecnológico, con C$227.6 millones; el Ministerio de Gobernación con C$218.9 millones; la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados con C$213.4 millones; el Instituto de la Vivienda Urbana y Rural con C$176.8 millones, y el Gobierno de la Región Autónoma del Atlántico Norte, con C$162.5 millones.

Pobreza no se reduce

El diputado independiente Agustín Jarquín Anaya calificó de positivo el crecimiento económico estimado del 4.1 y 4.5% para el próximo año, sin embargo, señaló que “eso no es suficiente”, y que debería aspirarse a un crecimiento anual del 8%, lo cual solo se logra, dijo, “mejorando la seguridad jurídica del país y la certidumbre política”.