•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La mayoría de los nicaragüenses que no pudieron votar en las elecciones presidenciales de 2011 y que probablemente tampoco podrán hacerlo en las próximas elecciones municipales, por falta de cédula, son jóvenes de entre 16 y 25 años, revela el estudio “Barómetro de las Américas”, del Proyecto de Opinión Pública de América Latina (Lapop, por sus siglas en inglés).

El estudio, que también abarca temas como la

desigualdad social y económica, la juventud y las mujeres, se realizó en los meses de febrero, marzo y mayo de 2012, con entrevistas a 1,686 personas de 50 municipios, siendo 1,002 de la zona urbana y 684 de la zona rural. Su margen de error es de más o menos 2.5 por ciento.

En el capítulo “Elecciones y Partidos”, señala que a los encuestados se les preguntó si tenían cédula de identidad y si sus nombres aparecían en el padrón de la Junta Receptora de Votos, JRV, donde les corresponde votar, y presenta los resultados por rangos de edad.

Del total de los encuestados, el 7.1 por ciento contestó que no tiene cédula, pero de estos el 19.1 por ciento está en el rango de 16 a 20 años, el 10.6 por ciento entre 21 y 25 años, el 3.1 por ciento entre 26 y 35 años, el 3.8 por ciento entre 36 y 45 años, el 3.3 por ciento entre 46 y 55 años, y el 3.1 por ciento tiene más de 56 años.

En cuanto a si sus nombres aparecen en el Padrón Electoral, el 10.7 del total de los consultados contestó que no. De estos, el 29 por ciento están en el rango de 16 a 20 años, el 13 por ciento entre 21 y 25 años, el 6.9 por ciento entre 26 y 35 años, el 5.1 por ciento entre 36 y 45 años, el 5 por ciento entre 46 y 55 años, y el 5.4 por ciento tiene más de 56 años.

En contraste, el 88 por ciento contestó que sí tiene cédula, y el 4.6 por ciento dijo que estaba en trámite, mientras el 89.2 por ciento señaló que sus nombres sí aparecen en el padrón de la JRV donde les corresponde votar.

El director ejecutivo de Ética y Transparencia, EyT, Roberto Courtney, manifestó que este organismo reconoce como problemas existentes: la falta de cédulas pese a haberlas tramitado, y el hecho de no aparecer en el Padrón Electoral aún teniendo cédula; incluso, dijo que también registran casos de personas que aparecen en el Padrón Electoral pero que no tienen cédula.

“Eso quiere decir que su cédula, después de tramitada, está siendo usada por otra persona”, indicó sobre el último punto.

Apuntó que los estudios de EyT señalan que es el 10 por ciento de la población en general la que no tiene cédula, aunque subrayó que en municipios de Chontales, Boaco, RAAN y RAAS --donde existen “condiciones de partidización extrema”-- las cifras son mucho más altas.

El Nuevo Diario intentó comunicarse con el director ejecutivo del Instituto para el Desarrollo y la Democracia, Ipade, Mauricio Zúñiga, para conocer los registros de este organismo en ese sentido, pero no fue posible contactarlo.