•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Monseñor Leopoldo José Brenes, Arzobispo de Managua, recordó que en la Carta Pastoral exhortaban a que en las próximas elecciones municipales existieran “muchos ojos para observar” y señaló que deben ser nacionales e internacionales.

“Nosotros decíamos en nuestro mensaje que exhortábamos y que miraríamos con buenos ojos que existan muchos ojos para observar, tanto nacionales como internacionales. Para mí es importante lo nacional. Los medios (de comunicación) son importantes porque presentan esta realidad, pero de igual forma tenemos varios organismos de observación nacional y que mejor que entre nosotros los nicaragüenses podamos observar y podamos mandar al mundo todo aquello positivo o negativo que podamos ver en una observación”, expresó Brenes.

Al hablar sobre el llamado de algunas organizaciones a no votar recordó que el voto es un elemento importante de la democracia, que sirve para elegir a las personas que van a gobernar.

“No podemos dejar esta opción y comenzar a usar otros métodos que han sido usados en otras naciones y que han tenido que destruir todo un trabajo, destruir y matar a aquellas personas que han estado gobernando porque no han dejado otra opción. Ojalá que nosotros nunca lleguemos a eso, hemos tenido experiencias muy duras”, afirmó Brenes.

Manifestó que la iglesia considera el voto como la vía por la cual se acomoda y se pone a gobernantes, ya sea a nivel municipal como a nivel nacional.

Campaña política no es una guerra

Sobre cómo avanza el proceso electoral y el desarrollo de las campañas de los diferentes partidos políticos, el religioso señaló que hasta ahora “ha sido positivo el trabajo desarrollado por los diversos candidatos en Managua”.

“Recordando otras campañas que a veces chocaban iban por una calle y otros escogían la misma calle y hoy se ha superado eso y ojalá que en esta recta final, en estos quince días podamos mantener la cordura y el respeto. Estamos entre nicaragüenses, una campaña política no es una guerra, sino una presentación de proyectos y para que la gente pueda discernir a quién va a elegir el día de mañana para que pueda regir los destinos de nuestros municipios”, comentó Brenes.

Exhortó a que se sigan presentando los proyectos de los partidos políticos, “respetándonos los unos a los otros”. “Debemos hacer eco de la libertad de expresión y que cada candidato pueda exponer y pasearse con la calle sin que tengamos grupos que lo ataquen, que lo apedreen o que le rompan la propaganda. Creo que el derecho humano es un principio de paz”, dijo.

No esperar el último momento

Brenes indicó que durante la reunión que tuvieron los obispos en septiembre, algunos dijeron que los sacerdotes les manifestaron que ciertos feligreses estaban teniendo problemas en conseguir su cédula de identidad, pero también considero que se debe en parte a que se tiene la cultura de hacer las cosas a último momento.

Recomendó a los nicaragüenses que aún no tienen cédula que no esperen dos o tres días antes de las elecciones sino que lo hagan desde hoy para no tener que estar a las puertas de las oficinas de cedulación un día antes de las elecciones.

Recuerda carta a candidatos

De acuerdo a Brenes algunos candidatos han llegado a visitarlo a la Curia Arzobispal. “La Curia Arzobispal siempre está abierta, nosotros los recibimos a todos como recibimos a nuestros feligreses y siempre manifestamos nuestro consejo a partir de la Carta Pastoral”, sostuvo.

Gritería, patrimonio de católicos

Monseñor Leopoldo José Brenes, Arzobispo de Managua, consideró que las gestiones para inscribir en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad las tradiciones de la Gritería nicaragüense, por iniciativa del presidente Daniel Ortega y la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, son una idea bonita pero un poco negativa.

“Pienso que eso sería un poco negativo, porque en primer lugar ese es un patrimonio de la Iglesia católica. No es un acto cultural, es un acto religioso, de fe, y sabemos que en Nicaragua no el cien por ciento es católico, hay otros que tienen otra confesión y declarar algo así como un patrimonio de cultura sería que involucre a todo el país”, aseguró Brenes.

Las gestiones para la inscripción las está realizando el Embajador de Nicaragua ante la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, Lautaro Sandino, por iniciativa del presidente Daniel Ortega y Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.