•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los representantes de la Federación de Cuerpos de Bomberos de Nicaragua consideran que la nueva Ley de la Dirección General de Bomberos que pretenden aprobar los diputados ante la Asamblea Nacional, “vulnera el ejercicio funcional” de los Bomberos Voluntarios nicaragüenses, algo que rechaza el presidente de la Comisión de Paz, Defensa, Gobernación y Derechos Humanos del parlamento, Filiberto Rodríguez, quien dice que el dictamen ni siquiera está listo.

“Al valorar en conjunto el dictamen de la ley, queremos aportar algunas ideas a fin de que no se vulnere el ejercicio funcional de los Bomberos Voluntarios de la Federación, de integrarnos en una organización que nació hace 76 años, con más de 1,200 Bomberos Voluntarios con capacidad de servicio en más de 35 especialidades”, expresó Enrique Chavarría, comandante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios.

Chavarría recordó que los miembros de la federación “hemos sido capacitados por las organizaciones de mayor prestigio del mundo, como Ofda, Bomberos Unidos Sin Fronteras, NFPA, Panamá y Estados Unidos, entre otros”.

“El proyecto de la Ley de la Dirección General de Bomberos tiene aspectos que vulneran nuestras funciones, por cuanto asigna tareas exclusivas a la Dirección General de Bomberos en lo concerniente a la prevención, capacitación, revisiones eléctricas y otros, que son parte constitutiva de nuestros aportes económicos para ejercer nuestro trabajo, y al eliminar esta función, conlleva a la desaparición de nuestra federación…”, reiteró Chavarría.

Según Chavarría, cada año los miembros de la Federación de Cuerpos de Bomberos de Nicaragua “participamos en más de seis mil emergencias y podemos decir que gracias al apoyo económico de la Asamblea, de algunos empresarios y los servicios de capacitación y prevención que realizamos bajo un cobro simbólico, cumplimos nuestras tareas y podemos constituirnos en una fuerza voluntaria al servicio de todos los afectados por desastres naturales o accidentales…”

Chavarría también recordó que con esa ley los diputados pretenden despojar de varias propiedades a los Bomberos Voluntarios que actualmente están en manos de la Dirección General de Bomberos y que, por un decreto la presidenta Violeta Barrios de Chamorro en los años 90 ordenó su devolución, sin embargo, no se ha hecho efectiva.

No hay nada decidido aún

Mientras tanto, el presidente de la Comisión de Paz, Defensa, Gobernación y Derechos Humanos, Filiberto Rodríguez, rechazó los temores de las autoridades de la federación y señaló que, precisamente, el dictamen está en revisión para readecuar la redacción del articulado y evitar restar facultades a los Bomberos Voluntarios.

Rodríguez dijo que no existe ninguna voluntad o intención de perjudicar a los Bomberos Voluntarios, y respecto al problema de propiedad planteado por Chavarría, el legislador dijo que la Asamblea Nacional no puede inmiscuirse en problemas de propiedad, pues no le compete.