•   Bilwi, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tras 27 años sin realizar una masiva asamblea, los pueblos indígenas de la Costa Caribe nicaragüense se dieron cita en Bilwi, Región Autónoma del Atlántico Norte para discutir temas como la invasión de tierras, la demanda de saneamiento, la unidad de los pueblos y la autodeterminación, donde los excombatientes indígenas, comandantes y madres de caídos puedan presentar propuestas para elevarlos a la Presidencia de la República.

Los indígenas buscan, además, remplazar el liderazgo de Brooklin Rivera, a quien señalan de haberse empoderado del Partido Regional de Yatama, que traducido al español significa “Hijos de la madre tierra”, dejando claro que después de esta asamblea el diputado Rivera no puede hablar en representación de los pueblos indígenas, ya que lejos de luchar por sus intereses, violenta sus derechos como con la iniciativa de la “Ley de Territorios de las comunidades indígenas y afrodescendientes”, la cual no fue sometida a consulta con las comunidades indígenas.

Buscan nueva dirección

“Desde esta asamblea podemos sustituir el liderazgo de Brooklin Rivera, esta asamblea tiene toda la autoridad, por eso estamos nombrando un nuevo directorio para trabajar mejor”, observó el comandante Wycliff Diego, uno de los fundadores del directorio de Yatama, en el año 1987, junto a Steadman Fagoth, Sharly Morales, Brooklin Rivera y Lleneli Hodgson de la RAAS.

En tanto Hazel Law, fundadora de Misurasata, dijo que este es un derecho de los pueblos indígenas y afrodescendientes.

“Es un derecho que tienen para organizarse y elegir a su dirigencia libre de partidos políticos y manipulaciones, porque vemos que la representación de los pueblos indígenas está secuestrada por un partido político regional, que no está trabajando por el bien común, ni por los intereses de los pueblos indígenas.

Por el contrario, agregó Law, “está violentando nuestros derechos, como el derecho que tienen las asambleas comunales de asumir su liderazgo y la única manera de resolver estos problemas es con la unidad del pueblo”.

“Le avisamos con anticipación a la Asamblea Nacional que la iniciativa de ley de Brooklin Rivera no debe ser aprobada porque no nos beneficia en nada”, refirió.

En tanto Osorno Coleman, cuyo seudónimo en la guerrilla indígena de los años 80 era “Comandante Blass”, dijo que van a rescatar a Yatama con los principios indígenas, que verdaderamente represente la esperanza de los pueblos indígenas.

“Vamos a hacer una propuesta de cambio en la Ley 28, “Ley de Autonomía”, para que traiga beneficio y desarrollo a las comunidades indígenas que están sumergidas en la extrema pobreza”, agregó.

El Nuevo Diario intentó conocer la versión del diputado Brooklin Rivera, pero su teléfono móvil lo respondió una asistente y dijo que Rivera estaba ocupado y no podía atendernos.

La gran asamblea continúa con la participación de unos 1,220 indígenas procedentes de todo el Caribe nicaragüense y finalizará mañana 27 de octubre, con un amplio resguardo policial.