•  |
  •  |
  • END

La diputada liberal Jamileth Bonilla, renunció oficialmente ayer a la bancada de la Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador, ALN-PC, no así a su cargo partidario como secretaria de planificación de La diputada liberal Jamileth Bonilla, renunció oficialmente ayer a la bancada de la Alianza Liberal Nicaragüense-Partido Conservador, ALN-PC, no así a su cargo partidario como secretaria de planificación de ALN.

Después de entregar su carta de renuncia al primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro, Bonilla descalificó las acusaciones del presidente de ALN, Eduardo Montelaegre, en el sentido de culpar al Frente Sandinista y al Partido Liberal Constitucionalista, PLC, de planificar la desarticulación de la alianza libero-conservadora.

Bonilla negó que su renuncia sea parte de ese supuesto complot del que habla Montealegre y, por el contrario, dijo que como diputada ahora independiente, continuará su “lucha contra el Frente Sandinista, e impulsando los esfuerzos de unidad del liberalismo”.

Montealegre es el culpable

Bonilla dijo que el único responsable de la división de ALN es el mismo Montealegre a quien señaló de ultrajarla en el plenario de la Asamblea Nacional, al distribuir un documento entre los diputados de ambas bancadas liberales en el que desautoriza una encuesta que ella mandó a realizar y cuyos resultados, al parecer, no fueron del agrado del presidente de ALN.

En el mismo documento, dijo Bonilla, Montealegre minimiza los actos realizados por ella encaminados a lograr la unidad del liberalismo; además acusó al presidente de ALN de “obstaculizar el paso” a aquellos que no piensan igual que él en torno al tema de la unidad.

Otro de las causas de su renuncia, según Bonilla, es la entrega de Montealegre a los designios de sus aliados conservadores, dejando de un lado por completo la idelogía y los principios liberales.

Bonilla dijo que se mantendrá independiente y no descartó la posibilidad de conformar una nueva bancada; aunque reiteró que mantendrá su cargo de secretaria de planificación de ALN, a menos que el partido decida lo contrario.

La decisión de Bonilla será puesta en conocimiento de la Junta Directiva en la reunión ordinaria de hoy, explicó por su parte, el primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro..

Después de entregar su carta de renuncia al primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro, Bonilla descalificó las acusaciones del presidente de ALN, Eduardo Montelaegre, en el sentido de culpar al Frente Sandinista y al Partido Liberal Constitucionalista, PLC, de planificar la desarticulación de la alianza libero-conservadora.

Bonilla negó que su renuncia sea parte de ese supuesto complot del que habla Montealegre y, por el contrario, dijo que como diputada ahora independiente, continuará su “lucha contra el Frente Sandinista, e impulsando los esfuerzos de unidad del liberalismo”.

Montealegre es el culpable


Bonilla dijo que el único responsable de la división de ALN es el mismo Montealegre a quien señaló de ultrajarla en el plenario de la Asamblea Nacional, al distribuir un documento entre los diputados de ambas bancadas liberales en el que desautoriza una encuesta que ella mandó a realizar y cuyos resultados, al parecer, no fueron del agrado del presidente de ALN.

En el mismo documento, dijo Bonilla, Montealegre minimiza los actos realizados por ella encaminados a lograr la unidad del liberalismo; además acusó al presidente de ALN de “obstaculizar el paso” a aquellos que no piensan igual que él en torno al tema de la unidad.

Otro de las causas de su renuncia, según Bonilla, es la entrega de Montealegre a los designios de sus aliados conservadores, dejando de un lado por completo la idelogía y los principios liberales.

Bonilla dijo que se mantendrá independiente y no descartó la posibilidad de conformar una nueva bancada; aunque reiteró que mantendrá su cargo de secretaria de planificación de ALN, a menos que el partido decida lo contrario.

La decisión de Bonilla será puesta en conocimiento de la Junta Directiva en la reunión ordinaria de hoy, explicó por su parte, el primer secretario del Parlamento, Wilfredo Navarro.