•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Adornada como para una fiesta “La Casona” de la Embajada de Estados Unidos se vistió de fiesta la noche del martes para celebrar las elecciones presidenciales de ese país, manifestó su Embajadora en Nicaragua, Phyllis Powers, a quien se le “crisparon los nervios” a medida que daban los resultados de cada estado.

Los invitados a la fiesta provenían de diferentes sectores, y fue así como la alfombra roja recibió a políticos, analistas, periodistas, trabajadores de diferentes proyectos, diplomáticos, diputados, entre otros.

Poco antes de las siete de la noche del día en que el presidente Barack Obama, fuera reelecto, la embajadora Powers habló a sus invitados para relatarles la tarea que se dieron funcionarios de la embajada para explicar cómo funcionan las elecciones de EU, así como agradecer el entusiasmo y el interés mostrado sobre el tema.

Comentó que durante la visita a una universidad, se sorprendieron cuando un estudiante les preguntó ¿“qué sucede cuando hay un empate en el Colegio Electoral”?.

“Rendimos el sombrero a El Nuevo Diario que proporcionó la respuesta días más tarde, junto con un excelente artículo. La respuesta es la siguiente: la Cámara de Representantes votaría en ese caso, para decidir quién será el presidente”, expresó Powers.

“Este es un ejemplo del estupendo trabajo que han hecho los medios locales para dar seguimiento al proceso electoral, y para explicar las complejidades de nuestros sistemas”, añadió la Embajadora.

Al finalizar su discurso, Powers señaló que la fortaleza de la democracia estadounidense radica en que cuentan con una amplia participación ciudadana que trabaja todos los días del año, para asegurar que el Gobierno funcione con transparencia y rendición de cuentas. “Y ese activismo es el único método con el que en palabras de Abraham Lincoln el Gobierno de la gente, por la gente y para la gente puede durar y prosperar”, comentó la diplomática.

La fiesta cívica continuó entre barras y estrellas, entre vino y bocadillos, entre risas y comentarios sobre el proceso electoral norteamericano.

Simulacro de elecciones

Casi a las nueve de la noche una rubia detuvo las conversaciones para dar un anuncio: “Quienes no han votado pueden pasar a las urnas que cierran a las nueve de la noche”. Algunos invitados sonríen y otros se mueven a la entrada de La Casona, para formar parte del simulacro organizado por la embajada.

En el simulacro Obama ganó con el 70% de los votos, mientras que Romney obtuvo el 21%, porque algunos optaron por los otros dos candidatos de la lista que presentaban las boletas.

A las nueve de la noche Powers se apartó de las celebraciones para brindar una conferencia de prensa, en la que explicó que el principal reto para Obama será la economía y luego la política exterior.

“Un reto importante será la política exterior, porque somos un mundo global y hay que estar enfocados en lo que está pasando en todo el mundo, no solamente en nuestro país. Por eso la economía, no solo la de nuestro país sino la de todos los países, el efecto que tenemos con eso”, afirmó.

La reforma migratoria

Powers además se refirió a la reforma migratoria de la que hablaron los dos principales candidatos en la contienda electoral.

“Tenemos que esperar cómo van a trabajar en el Congreso, porque no es solo un asunto del Ejecutivo, sino del Congreso y de los estados”, explicó Powers.