•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El director ejecutivo del Instituto para el Desarrollo y la Democracia, Ipade, Mauricio Zúñiga, recomendó no volver a usar el padrón electoral dividido en pasivo y activo en futuras elecciones, para evitar exclusiones de votantes.

La red de 1,145 observadores que Ipade extendió en 110 municipios del país, reportó que 2,308 personas en 214 Juntas Receptoras de Votos, JRV, no aparecieron en el Padrón Electoral Activo ni Pasivo, aun portando su cédula de identidad.

Los municipios donde se reportó con más frecuencia este fenómeno fueron Jinotepe, La Conquista, Chinandega, Puerto Morazán, Posoltega, Muelle de los Bueyes, Diriá, Wiwilí (Jinotega), El Sauce, Quilalí, Waspam, Siuna, Bocana de Paiwas, El Castillo y Buenos Aires.

“Hay errores evidentes en el corte de los padrones que dejaron a gente en el limbo, y los otros casos son de gente que históricamente han votado en ese centro y que no estaban en ninguno de los padrones; entonces, no puede ser que los electores desaparezcan”, dijo Zúñiga, al exponer los resultados del “Tercer Informe de las Elecciones Municipales 2012”.

Otros incidentes

Otros de los incidentes más frecuentes que se reportaron durante el proceso electoral del 4 de noviembre, fueron personas que votaron en una JRV a la que no correspondían, y también se reportó que las urnas cerraron cuando aún había personas haciendo fila en 46 JRV de diferentes municipios.

Según el monitoreo que realizó el Ipade, votaron en las JRV observadas 185,739 ciudadanos, de 322,364 inscritos en las JRV de muestra.

El Padrón Electoral Total está integrado por 4,481,621 ciudadanos, según datos oficiales del Consejo Supremo Electoral, CSE. El Padrón Electoral Activo, PEA, donde se encuentran los ciudadanos que siempre votan, corresponde a 3,741,473 electores, y el Padrón Electoral Pasivo, PEP, de personas que no han votado desde 2006, corresponde a 740,148 ciudadanos, según datos oficiales.