• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

“No podemos hacer un proyecto único para todas las municipalidades”, afirmó monseñor Leopoldo Brenes, Arzobispo de la Arquidiócesis de Managua, luego de considerar que el principal reto que tienen las nuevas autoridades municipales es mantener la independencia de los municipios.

“Cada municipio es muy distinto al otro, y sería muy difícil ponerlos a todos al mismo nivel. De los 13 municipios de Matagalpa todos son totalmente distintos, y las necesidades son totalmente distintas, y no podemos hacer un proyecto único para todas las municipalidades, para todos los municipios”, remarcó Brenes.

Indicó que antes de las elecciones del pasado 4 de noviembre, miraba con buenos ojos la grandeza de la independencia de los municipios. “Dije en una ocasión que las elecciones municipales eran una escuela de democracia, porque en los municipios, cuando la gente escoge a sus propios candidatos, los conoce. Dicen que pueblo chiquito infierno grande. La gente los reconoce y conoce su trayectoria”, dijo.

“Ojalá que podamos consolidar todo ese proyecto de las municipalidades, la independencia de las municipalidades. Claro que no hay duda de que el Gobierno central tendrá que apoyar, pero apoyar aquellos proyectos que vienen desde los municipios y no que puedan ir desde el Gobierno central”, añadió Brenes.

Recuerda la Carta Pastoral

Previo a las elecciones, la Conferencia Episcopal de Nicaragua emitió una Carta Pastoral en la que hizo un llamado para que “el que gobierna sea como el que sirve”. Al ser consultado sobre si este mensaje aplica a las nuevas autoridades locales, Brenes afirmó que son “orientaciones”.

“Fueron orientaciones que la Conferencia Episcopal, después de escuchar inquietudes de la población, nosotros quisimos proponer las inquietudes que venían desde las bases, que son nuestros fieles. En la Iglesia tenemos feligreses de todas las tendencias políticas y sociales. Nuestros consejos pastorales y parroquiales no van en una sola línea política, y eso es lo bonito entre nosotros”, explicó Brenes.

Asimismo, recordó que en la Carta tenían un mensaje “más allá de las elecciones municipales”, porque “lo importante es ver hacia el futuro, tomar conciencia de los grandes problemas que vive el país y comprometerse en la construcción de una sociedad más justa y democrática”.

“Lo importante es ahora lanzarnos con nuevas perspectivas, nuevos retos, que hoy la sociedad y el mundo también nos están presentando”, sostuvo Brenes.

Analizarán elecciones

Brenes comentó que en noviembre la Conferencia Episcopal realizará una de sus reuniones ordinarias, en la que están preparando la agenda y la evaluación de todos los proyectos pastorales, al concluir el Año de la Eucaristía.

“Estamos preparando para el próximo Año del Centenario de nuestra provincia eclesiástica y también el Año de la Caridad y el Año de la Fe. Damos un momento para estudiar la realidad nacional, y ahí no hay duda de que uno de los puntos clave será la evaluación de la acción de estas elecciones municipales”, indicó Brenes.

Tristeza por violencia

El Arzobispo de la Arquidiócesis de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, dijo sentir mucha tristeza por las irregularidades denunciadas y la violencia presentada luego de las elecciones municipales.

“Me da mucha tristeza por algunas irregularidades que han manifestado algunas personas de diversos municipios, y que no han encontrado eco en los organismos propios a nivel departamental. Esperamos que a nivel nacional el organismo rector pueda dar una respuesta positiva”, aseguró Brenes.

Además, se mostró triste por las muertes que se dieron en incidentes presentados en algunos municipios. “La vida de un nicaragüense no vale ni mil, ni un millón de votos. Verdaderamente, hubo varios muertos. La división del pueblo de Nicaragua no vale ni un millón, ni dos millones de votos, y realmente siento como pastor una división entre la familia nicaragüense, y es una tristeza para mí”, expresó.

Hizo un llamado a la reflexión, y de manera especial al organismo rector para que “antes de cuidar cómo llevar las boletas podamos cuidar la vida humana”.

“La paz que puedan tener esos municipios depende también de las respuestas que puedan darles a sus demandas. Pienso que si ellos tienen las actas, ahí el CSE tiene una gran responsabilidad. Pienso que todo este conflicto que pueda quedar, aún va a ahondar esa tendencia de tener una cierta desconfianza, y es triste que podamos desconfiar de nuestras instituciones, porque sabemos que las instituciones a pesar de que no son perfectas son un punto de referencia para llevar adelante la buena marcha del país”, manifestó Brenes.