•  |
  •  |
  • END

No todo está dicho para los observadores electorales. El presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, aseguró que este poder del Estado “está analizando” la solicitud de acreditación como observadores electorales del Instituto para la Democracia (Ipade) y Ética y Transparencia, pero “de su parte les darán la acreditación en su momento”.

“Nosotros hemos dicho que si ellos se ajustan a la ley, si se ajustan a las normas, estamos estudiando el caso, y de mi parte, pues, se les va a dar su acreditación en su momento, el cuerpo colegiado pues tendrá que ver, creo que no habrá problemas en ese sentido. Creo que serán acreditados”, expresó Rivas en una entrevista distribuida por el Consejo de Comunicación y Ciudadanía del Gobierno.

Hasta el momento, el CSE sólo ha acreditado al Consejo de Expertos Electorales de América Latina (Ceela), creado en 2004 en Venezuela. Rivas ha dicho que no acreditarán a más observadores extranjeros y hasta ahora no han acreditado a ningún nacional.

No hay capítulo cerrado
“Yo diría que esto no es un capítulo cerrado. El Consejo está analizando. Nosotros lo único que queremos es compromiso de que las cosas deben caminar de acuerdo y conforme a la ley”, expresó Rivas, quien en meses pasados afirmó que organismos como Ética y Transparencia “se exceden en sus funciones de observadores”.

El director ejecutivo del Ipade, Mauricio Zúñiga, ha dicho que negando la acreditación quien sale perdiendo es el CSE, “porque la observación siempre se hará y lo único que crearían es mayor desconfianza porque significaría que algo muy grave ocultan”.

Ortega en contra
Durante la celebración del XXIV Aniversario del Ejército de Nicaragua, el presidente Daniel Ortega dijo que en las elecciones municipales de noviembre próximo no se necesitará de observadores nacionales e internacionales, pues “no hay nada mejor” que los fiscales. “¿Acaso queremos que vengan las tropas norteamericanas a contar los votos?”, preguntó.

“¿Qué observador más calificado que el que está defendiendo a su partido?”, Ortega hizo sus cuentas: “Estamos hablando 60 mil fiscales más 72 mil miembros de mesas, en total 132 mil observadores defendiendo a su partido”.