•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“En cumplimiento con la misión del Señor Jesús, quien vino a la tierra hace 2 mil años para dignificar a los menesterosos y a la mujer marginada en el mundo”, rompiendo así con el esquema tradicional de la iglesia cristiana; la iglesia Episcopal Anglicana en Nicaragua consagró ayer a Arlen Johanny Lovo Doña, como sacerdotisa de la iglesia Episcopal San Francisco, en Managua, siendo Lovo la tercera mujer sacerdotisa en el país.

Con un ritual tradicional en el que Arlen Lovo Doña se extendió al suelo boca abajo y con los brazos estirados en cruz, mientras una almohada sostenía su mentón, fue ungida ayer como sacerdotisa de la iglesia Episcopal Anglicana en Nicaragua, por el Obispo de la Diócesis, Sturdie Wyman Downs, siendo ella la tercera dama en alcanzar este grado religioso.

“Por dicha tenemos un Cristo que vino a dignificar a las mujeres y también vino a dignificar a los marginados, a los pobres, y que los hizo igual a los ricos y a los poderosos”, dijo el reverendo José Luis Vega, encargado de Comunicación de la iglesia Anglicana en Nicaragua, quien agregó que Doña celebra este domingo su primera misa.

Arlen Lovo Doña se une de esta manera a Shirlene Howard, segunda mujer sacerdotisa consagrada, y a Eva Carlos Mitchell, quien el 4 de noviembre de este año fue la primera ungida en Nicaragua. Todas ellas ordenadas por obispo anglicano Sturdie Downs, máxima autoridad de esta denominación religiosa que tiene su origen en la iglesia Católica de Inglaterra por los años 1500.

Las dos primeras sacerdotisas ordenadas son originarias de la Región Autónoma Atlántico Sur, RAAS. Mitchell se encuentra a cargo de la iglesia San Juan Evangelista, del barrio Beholdeen, de Bluefields, y Shirlene Howard se desempeñará como asistente del rector de la iglesia episcopal San Marcos, de Bluefields. En tanto Arlen Lovo Doña será la sacerdotisa en la iglesia San Francisco, en Managua y otras capillas de la capital.

Tendrán que predicar y dirigir Eucaristía

El trabajo de las recién ordenadas sacerdotisas no solamente será celebrar la Eucaristía y administrar los sacramentos en las iglesias en las cuales están designadas para ser autoridad, sino además servirán de profesoras guía para ayudar en la enseñanza y así preparar a otros feligreses para el Ministerio de Dios”, dijo monseñor Downs, máxima autoridad de la iglesia Episcopal Anglicana en nuestro país.

Entre los principios que predica la iglesia Anglicana en Nicaragua, está el de ser como la iglesia cristiana primitiva de los tiempos de Jesús, quien vino al mundo a romper con muchos esquemas tradicionales de ese entonces.

“Cristo dignificó a la mujer, en las sociedades orientales y en las sociedades judías el machismo era 100 por ciento. Las mujeres caminaban un paso atrás de los hombres. Los sacerdotes y religiosos no podían hablar con las mujeres en las calles y Jesús rompe ese esquema al hablar con mujeres paganas. Jesús habla con la samaritana y a la mujer adúltera la defiende”, señaló el reverendo José Luis Vega, encargado de Comunicación de la iglesia Anglicana en Nicaragua.

Un poco de historia de la iglesia

Según Wilkipedia, la iglesia Anglicana nació en 1536, cuando Enrique VIII (Rey de Inglaterra 1509-1547), solicitó a Clemente VII (Papa 219 de la iglesia Católica, 1523 a 1534) que declarara nulo su matrimonio con Catalina de Aragón; al ser rechazado el pedido por el Papa, el monarca decidió independizar a la iglesia de Inglaterra de la iglesia Católica romana y se autoproclamó Jefe Supremo de la iglesia de Inglaterra.

Muchos de los que se opusieron a la política religiosa de Enrique VIII fueron depuestos de sus cargos y algunos hasta torturados y ejecutados, entre los cuales cabe destacar el caso de Tomás Moro. Tras el relativamente breve reinado de Eduardo VI (también Rey de Inglaterra) y el período de restauración católica encabezado por la reina María I (hija de Enrique VIII y Catalina de Aragón), la Reforma anglicana se consolidó definitivamente durante el reinado de Isabel I.