•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¿Qué posición debe tomar el Gobierno frente a la decisión de La Haya: desacatar o acatar la sentencia?

Desacatar es un camino por seguir, pero es la última instancia y la más difícil de todas, porque lo que haría el Gobierno, acogiendo esa postura, es desacatar una decisión de un tribunal internacional de justicia, lo cual, en mi opinión, es sumamente difícil de realizar.

¿Pero qué hacer para evitar la pérdida de esa parte del país?

Insisto en que desacatar es muy difícil, prácticamente imposible, eso ya no se puede hacer a estas alturas.

Y, entonces, ¿qué camino se debería seguir?

El Gobierno tiene que seguir esto con unos parámetros distintos a como lo ha venido manejando hasta el momento, pero no creo que haya solución para este problema, en el que nos metieron.

¿Qué consecuencias tendría para el país desacatar el fallo?

Serían tremendas, porque es bloquear a Colombia desde el punto de vista internacional. Colombia quedaría en la ONU, pero por fuera de la Corte. No podríamos, por ejemplo, poner una demanda.

¿Dónde estuvo el error?

Estuvo en considerar que la Corte Internacional de Justicia tenía potestades para intervenir en los límites de Colombia, sin pensar que las consideraciones que podía hacer ese tribunal --luego de darse esa facultad-- eran muy difíciles de echar para atrás.

¿Se debería renunciar a la jurisdicción de La Haya?

La Haya no tiene facultades para exigirle a Colombia que siga bajo su jurisdicción, pero no estoy seguro de que salirse de la órbita de ese tribunal sea lo indicado.

Conclusión: no se debe desacatar el fallo... No se debe desconocer, hay que acatar ese fallo, porque no hay más remedio.