Leyla Jarquín
  • Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Los obispos de la iglesia Católica en Centroamérica, agrupados en el Secretariado Episcopal de América Central, Sedac, expresaron su "profunda preocupación" por la tendencia a constituirse partidos únicos, por los altos índices de corrupción, la falta de oportunidades para los jóvenes, la violencia creciente y el "avance de un amplio programa contrario a la vida" en la región.

En el mensaje emitido en la Asamblea del Sedac que se realizó del 26 al 30 de noviembre en Panamá, los obispos aseguraron que ven "con profunda preocupación, múltiples signos que manifiestan deterioro y oscurecen nuestro futuro como sociedades".

Entre sus preocupaciones está el "socavamiento de la democracia". Señalaron que aunque no está amenazada por los regímenes militares de antaño, lo está por la "tendencia de constituirse partidos únicos en varios de nuestros países, y por los altos índices de corrupción que involucran a todo tipo de funcionarios, electos o no".

El Sedac tiene 70 años de existencia y el motivo de la reunión en Panamá fue celebrar los 500 años de fundación de la primera Diócesis en tierra firme americana, la de Santa María de la Antigua, hoy Arquidiócesis de Panamá.

Su directiva es elegida cada cuatro años. En el último período el Sedac estuvo precedido por el Arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, y por el Obispo de Granada, monseñor Jorge Solórzano. Para los próximos cuatro años eligieron como presidente al Arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa, y como secretario a su obispo auxiliar, monseñor Pablo Varela.